Luis Miguel, la voz que marcó mi destino como artista

Maria Eugenia Cabral
Últimas entradas de Maria Eugenia Cabral (ver todo)

25 de Septiembre de 2012

En esta carrera que tenemos como fans de Luis Miguel, sobre todo aquellos que nos iniciamos en sus comienzos, hemos tenido la dicha de conocer a muchos fans a lo largo de estos años (casi toda una vida). En aquellos tiempos en que ni soñábamos de cerca contar en un futuro con la bendita tecnología, uno los conocía en la previa a un concierto y en muchas ocasiones se forjaron amistades que lograron perdurar hasta la actualidad. Pero con la llegada de las computadoras, Internet y las redes sociales esa posibilidad de relacionarse con gente que comparte la misma pasión que nosotros se vio acrecentada incalculablemente. Así fue como en el año 2007 conocí, en la red social Myspace, a un español que canta maravillosamente y que además es fan de Luis Miguel. Desde ese momento entablamos una linda amistad, la cual conservamos hoy en día.

Actualmente es un famoso cantante con cualidades excepcionales,  tanto vocales como personales, es un ser sencillo que no ha perdido la humildad, algo que ustedes mismos confirmarán a través de su relato.

Los invito a descubrir su historia:

Os voy a tratar de resumir lo que significó Luis Miguel en mi vida de una manera breve y directa.

Cuando comencé en este complicando mundo de la música tenía varios artistas españoles que me gustaban y me influenciaban. Hasta que llegó el artista que sin duda marcó mi estilo, mi voz  y mi vida…Luis Miguel.

Fue mi mamá quien un día en casa me dijo “hijo, tienes que escuchar a un cantante mexicano que canta divinamente se llama Luis Miguel” Por aquel entonces aún no lo conocía mucho, de esto hace como 20 años más o menos, y ese mismo día escuchando la radio sonó “No se tú” y mi mamá gritando me dijo: “éste es!”. Quedé más que impresionado con su voz y su melodía. Ese día marcó un antes y un después en mi vida musical. Ese día dije “Algún día quiero cantar como Luis Miguel

Comencé a escuchar todos sus álbumes, a ir a sus conciertos, y en la gira “Romances” en el año 1997 viví una anécdota que muy pocos saben y quién sabe si hasta Luis Miguel la recuerda! Ja já. Os la cuento, ese día fue el concierto en la plaza de toros de Murcia, mi ciudad, yo vestía (como no), una corbata negra con pintas blancas, muy linda la verdad! En fin, fue un día agotador haciendo cola desde la noche anterior para estar en primera línea. Creo que fue la última vez que hice tal locura. Al final se abrieron las puertas y entramos a la plaza como los toros cuando entran al ruedo ja ja. Y cogimos una posición única: primera fila! El concierto comenzó, fue increíble estar a sólo unos metros de mi ídolo, y a mitad del mismo,  llevado por la emoción, decidí quitarme la corbata, enrollarla y tratar de tirársela a Luis Miguel. La hazaña era bien compleja y atrevida.

Imagino que Miky estaba acostumbrado a que le tirasen ropa interior femenina ¿pero corbatas? En una de esas que Luismi pasó enfrente mío lancé la corbata con toda mi fe en que se diera cuenta y la tomara, tal fue la cosa que cuando él pasó se le enredó en la mano cual serpiente cazando a su presa!! Él giró y levantó su mano para observar qué era aquello, no olvidaré su cara de sorpresa al ver que era una corbata, e inmediatamente me miró a los ojos y asintió con su cabeza hacia mí como muestra de agradecimiento…yo no lo podía creer!! fue grandioso. Continuó cantando con la corbata en la mano un par de canciones hasta que llegó el cambio de ropa y se metió al camerino. Nuevamente me sorprendí cuando al salir otra vez al escenario me buscó con la mirada y volvió a darme las gracias, asintiendo con la cabeza una vez más, y mostrando la mejor de sus sonrisas. Seguro Luismi recordó ese gesto días después ya que en una entrevista en Cadena Dial dijo que le sorprendió gratamente el público masculino en sus conciertos, ¿lo diría por mi anécdota? jajá.

Para terminar, sólo deciros que hoy en día soy gracias a Dios un artista que vive de la música (ojala algún día con mayor éxito), y en gran medida gracias al maestro que he tenido, a la mejor voz en español de la historia. Sin duda alguna, como hiciese Elvis Presley o Frank Sinatra en su época, Luis Miguel ha marcado un estilo que todos los artistas posteriores hemos tratado de seguir en mayor o menor medida y quien diga lo contrario miente.

Doy gracias a Dios por la vida de Luis Miguel, al que hoy día veo más que con ojos de fan (aunque lo sigo siendo), con ojos de hijo musical suyo, y por haber tenido la suerte de vivir generacionalmente junto con él. Deseo que nos deleite muchos años más con su voz y su carisma ÚNICO. Gracias Luis Miguel por existir.

Xandro Leima

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba