La era de ‘El Sol’

Maria Eugenia Cabral
Últimas entradas de Maria Eugenia Cabral (ver todo)

Luis Miguel acaba de finalizar su serie de conciertos por EEUU con un éxito rotundo, con decirles que el emblemático Coliseo del imponente Caesars Palace de Las Vegas tuvo que improvisar, de último momento, una fila extra para cubrir tanta demanda. ¡Es que nadie estaba dispuesto a perdérselo!

Durante su estadía en la capital del pecado Luis Miguel se dejó ver como nunca antes, y qué maravilla que pueda disfrutar un poco más de los placeres de la vida: una cena con amigos, una partida de blackjack, un momento en la piscina, y la oportunidad de ser testigo presencial de una pelea de boxeo con el fin de apoyar a un compatriota.

También gozó, como cualquier mortal, de pasearse por los pasillos del hotel que lo hospedaba y, aunque siempre estuvo acompañado por su equipo de seguridad, no se privó de recibir el cariño de los fans que no dejaron de aclamarlo a cada paso. En una de esas oportunidades una fan aprovechó para acercarse, quería mostrarle que aún conservaba el vinilo de su segundo disco, “Directo al corazón”, y no solo accedió a recibirlo sino que procedió a devolvérselo autografiado. ¡Qué bonito gesto Luis Miguel!, siempre tan generoso.

Pero no todo fue color de rosa en esos días, ya que Luis Miguel vivió un momento muy incómodo cuando los fans invadieron su privacidad, al irrumpir en un sector reservado del casino donde se encontraba. Él es todo un caballero y, ante los gritos desesperados y el acoso de las lentes de las cámaras, no pudo hacer otra cosa más que corresponder con una sonrisa y una semblanza en su rostro que dejaba al descubierto la aceptación de aquel momento que le tocaba vivir. Estoy convencida de que, si bien todos tenemos esa necesidad de saludarlo y decirle cuánto lo queremos, debemos respetar situaciones como ésta, puesto que antes del artista está el ser humano. Claramente él necesitaba distenderse luego de entregarse en cuerpo y alma durante un concierto de más de 2 horas, y eso el público no lo comprendió. Debo admitir que admiro su paciencia y predisposición para quedarse a esperar que la gente entrara en razón, y saber que finalmente tuvo que abandonar el lugar por su seguridad ante dicha incomprensión me entristeció muchísimo. Quererlo es cuidarlo hasta en el más mínimo detalle, ¿no creen?

Dando vuelta la página deseo felicitar a Luis Miguel por la candidatura a diferentes premios en muchos espacios de la industria musical:

-Lunas del Auditorio, categoría ‘Baladas’.

-Latin American Music Awards 2018, categoría ‘Tour Favorito’.

-Premios Latin Grammy, categorías ‘Álbum del año’ y ‘Mejor Álbum de Música Ranchera/Mariachi’.

Por cierto, la 19a Entrega Anual del Latin Grammy se llevará a cabo el jueves 15 de noviembre en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas, ceremonia que será transmitida en los EEUU a través de la cadena Univisión a partir de las 8 pm, hora del Este/Pacífico (7 pm hora del centro).

Me enorgullece anunciarles que también ha incursionado en una nueva nominación en torno al cine iberoamericano, ya que ‘Luis Miguel, La Serie’ es candidato en los Premios Fénix 2018. Esta ceremonia será realizada en Ciudad de México el próximo 7 de noviembre, en el Teatro de la Ciudad Esperanza, cuya transmisión en vivo y en directo podremos disfrutar a través de la cadena de televisión Golden, y en streaming por www.premiosfenix.com.

Sin otro particular que comentarles, deseo presentarles un nuevo relato que testimonia lo incondicional que somos los fans de Luis Miguel:

 Mi nombre es Rosy González, soy de Monterrey, México, y desde mis 12 años (actualmente tengo 48) me declaré ferviente fan de Luis Miguel. Tengo 3 hijos, los cuales han crecido escuchando y cantando todas las canciones de ‘El Sol de México’.

A pesar de seguir a Luis Miguel desde sus inicios, recién pude vivir la experiencia de verlo en vivo y en directo cuando me casé. Tuvieron que pasar todos esos años para concretar mi gran sueño, ya que siendo soltera dependía de mi padre, el que nunca me otorgó el permiso de concurrir a los conciertos de ‘El Rey’. Pero les juro que siempre he sentido que soy su fan número uno, por lo que me prometí no faltar más a ninguna de sus presentaciones, y cumpliendo con mi palabra he asistido a todos los conciertos que ha ofrecido no solo en Monterrey sino también en McAllen, Texas.

Siempre compro en las primeras filas y canto a viva voz durante todo el concierto. Confieso que siento que estoy sola con Luis Miguel porque literalmente todo a mi alrededor desaparece, cuando se apodera de mí esa emoción única e inexplicable que solo él genera.

Quisiera compartirles una anécdota de cuando mis hijos estaban muy pequeños (el mayor tenía 5, y el menor año y medio). Luis Miguel se iba a presentar en Hidalgo, Texas, y como buena fan debía adquirir mi boleto lo más cerca posible al escenario. Necesitaba concurrir a la taquilla muy temprano para ser de las primeras en formarme en aquella fila y, ante la imposibilidad de contar con quien pudiese encargarse de mis hijos, decidí que me acompañaran. Años después, mis hijos aún recuerdan que los llevé a comprar su desayuno a un local de comidas rápidas a las 6:00 a.m., y que luego nos fuimos a comprar el boleto. Ahora nos reímos mucho cuando recordamos aquella escena en la que tres pequeñines acompañaban a su mamá con el desayuno en mano, para que ella cumpliese el sueño de ver a su ídolo cerquita. Por supuesto que después de ser parte de esta pasión mis tres hijos la heredaron, y ahora son fans de  Luis Miguel. En diciembre tendré la oportunidad de presenciar uno de los conciertos en Monterrey acompañada de mi hija.

En marzo de este año asistí al concierto que ofreció en mi ciudad en el Auditorio Banamex y, cuando le tocó el turno a las canciones clásicas que canta sobre el final, tomé valor para mostrarle un cartel que decía “Te amamos chiquito”. Él se detuvo a cantar frente a mí, y mientras lo leía me señaló y sonrió. La emoción fue tan grande que indefectiblemente quedé en shock y, hasta el día de la fecha, por más que intento no logro recordar qué canción estaba cantando en ese momento. Esta situación es más que comprensible ante la bendición de que tu ídolo pueda cantarte aunque sea 5 segundos, y les juro que no hay corazón que lo resista porque el mío quedó literalmente al borde del infarto.  

También quisiera contarles que horas antes de ese concierto, al que asistí con mi prima Xochitl, intentamos vender un boleto extra que teníamos, por supuesto que al mismo precio adquirido. Por más que intentaron comprárnoslo grandes estafadores, entiéndase por ellos a quienes lucran con la reventa, jamás accedimos, ya que deseábamos que ese boleto terminara en buenas manos. Y como nada es casualidad, resultó que una gran fan se topó con nosotras. Ella buscaba desesperadamente su pase a la felicidad pero solo tenía el 25% del valor de nuestro boleto, saldo que decidimos absorber cuando reconocimos en su mirada el mismo amor por Luis Miguel. Ella desbordaba de felicidad y nosotras también, cuando vimos que ‘El Sol’ tiene muchos fans que lo quieren y apoyan en cada lugar que se presenta.

Antes de terminar quisiera compartirles las imágenes de algunos de los souvenirs que he adquirido con el tiempo.

¡Gracias Luis Miguel por tantos años de felicidad a pura emoción!

Rosy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba