Un 19 de abril el mundo cambió para siempre

Maria Eugenia Cabral
Últimas entradas de Maria Eugenia Cabral (ver todo)

Por fin llegó uno de los días más importantes en nuestra vida de fans de Luis Miguel, aquel en el que celebramos su nacimiento. El 19 de abril no es cualquier fecha, ya que desde 1970 se convirtió en uno de los días más importantes de la historia, puesto que el mundo recibió a un niño prodigio, cuya voz -tiempo más tarde- fue reconocida como la mejor de todos los tiempos.

En esta ocasión, y haciendo honor al título de esta columna, deseo hablarle directamente al protagonista.

Querido Miky:

No te imaginas con la ilusión y el entusiasmo con el que esperamos tu cumpleaños cada año, y si me preguntas qué me motiva a darle tanta preponderancia a este día he aquí mis fundamentos.

¿Cómo no celebrar a lo grande tu vida, cuando tú decidiste entregarla por completo a tus fans? Jamás dejará de conmoverme esa elección, porque no existe acto de amor más grande que ése. Por eso, una vez más, quiero agradecerte este regalo tan preciado y hacerte una promesa para toda la vida: siempre haremos que sientas que ha valido la pena.

¿Cómo no celebrar tu vida si desde que llegaste a la mía ya nada fue igual? Sin siquiera imaginarlo cambiaste mi mundo, me animaste a soñar y a creer firmemente en que los sueños se hacen realidad porque tú personalmente te ocupas de ellos. Crecí (y lo sigo haciendo) deleitándome con tu música, con la ilusión de esperarte el tiempo que sea necesario con tal de mirarme en tus ojos en cada gira, y tu voz sigue siendo la fiel compañera de los momentos trascendentales de mi historia. Definitivamente tú completas mi vida, sin ti nada sería igual, y si tuviera que elegir volver a nacer, primero que nada elegiría ser tu fan.

¿Cómo no celebrar tu vida cuando tú eres mi gran motor desde niña? Siempre estás presente, de una u otra manera, para ayudarme a sobrellevar mis días grises. Eres la mejor medicina para las heridas de mi alma, me basta con escuchar tu voz y revivir alguno de esos momentos inolvidables a tu lado, para aliviar mis penas, llenarme de energía y seguir adelante.

¿Cómo no celebrar tu vida si tú me has enseñado tantas cosas? De ti he aprendido a defender firmemente mis convicciones, a brillar sin opacar la luz de los demás, a entregar lo mejor de mí siempre, a trabajar con profesionalismo, entrega y dedicación, y amar con locura y pasión lo que hago, entre otras tantas de tus cualidades.

¿Cómo no celebrar tu vida si por ti conocí a personas maravillosas con las que inicié una amistad para toda la vida? Tú eres quien nos convoca, y nos acerca cada día más a través del cariño que sentimos por ti,  el que va más allá de tu música y de tu voz. Tanto es así, que aquello que comenzó como un simple saludo vía Internet, o un apretón de manos en un concierto, hoy se ha convertido en poderosos lazos de amor fraterno, donde toda nuestra vida está involucrada. Definitivamente no somos extraños entre nosotros sino miembros de una gran familia.

¿Cómo no celebrar tu vida si cuando te pienso se me llena el alma de suspiros y se me nubla la mirada? Porque no tiene igual lo que me haces sentir cada vez que te tengo enfrente, y porque tengo muchos sueños por cumplir a tu lado, y eso le da un plus de emoción a mi vida.

Es muy difícil expresar con palabras lo que mi corazón desea para tu vida, hoy y siempre. Quisiera pedirle a Dios que siempre vele por tu felicidad para que nada ni nadie la empañe, que cuide muy de cerca tu salud, que procure que tu corazón desborde de paz y amor, y que por supuesto ese amor sea bien correspondido. Deseo pedirle también que siempre te guíe en tu caminar, y que apriete muy fuerte tu mano para que nunca te caigas.

¡Feliz cumpleaños Miky! Cierro mis ojos y me transporto hasta donde estás con mi pensamiento, para darte ese abrazo interminable cargado de todo mi cariño. Que disfrutes tu día con tus seres queridos, y créeme que nosotros también lo gozaremos junto a ti a la distancia. No olvides nunca que los que te queremos de verdad estamos contigo hasta la eternidad, pase lo que pase.

¿Sabes? Lo que tú generas en los fans y en las personas que te rodean es fruto de lo que siembras, tanto amor incondicional no es casual, es causal. Tengo la dicha de ser testigo de lo que aquí afirmo, por estar muy cerca de tus fans, y puedo asegurar que el cariño y la admiración que te profesan emociona muchísimo. Sin dudas todos estamos dispuestos a demostrarte nuestros sentimientos, a como dé lugar, y no tenemos límite cuando de eso se trata.

Euge Cabral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba