¿Cuál es la historia de la casa de Acapulco de Luis Miguel?

Euge Cabral
Sigueme
Queridos lectores, quiero compartirles mi nueva colaboración para “El mundo de Regina”. Luego de leer tanto titular amarillista, por parte de los medios de comunicación, acerca de la supuesta casa de Luis Miguel abandonada y en ruinas, decidí contar cómo se sucedieron los hechos para que el público no sea engañado:

En los últimos días han dado vuelta por las redes sociales unas imágenes captadas por temerarios Tiktokers, en la que fuera la casa de Luis Miguel en Acapulco, Estado de Guerrero. Déjenme contarles esa
historia…

En los años ’90, durante el ascenso vertical de su carrera, Luis Miguel hizo construir una casa en Acapulco, en la zona Diamante, más precisamente en la Playa Bonfil, con un terreno de 36.000 metros
cuadrados.

Un diseño 100% acapulqueño, de puertas abiertas y en comunicación directa con el mar. Aquella famosa residencia, lugar de reunión de tantos amigos y colegas, en la que ha dado entrevistas exclusivas, contaba con tres niveles, fusionando el interior con el exterior a través de un espacio abierto donde se encontraba un imponente living.

En lo más alto podía apreciarse una palapa, lugar más que perfecto para perder la mirada en el azul del Océano Pacífico. Estaba construida con tonalidades amarillas y ocres, colores que eligió el mismo cantante ya que desde el inicio colaboró con los arquitectos y decoradores.

Euge Cabral posando afuera de la casa de Luis Miguel

Contaba con una cancha de tenis, una piscina, y un lago artificial con cisnes. Desde la propiedad se podía tener acceso al mar mediante un gran portón de madera.

Por aquel entonces el artista disfrutaba de la paz de aquel lugar, porque durante mucho tiempo fue la única en la zona, y de estar en contacto con la naturaleza por las peculiaridades en su diseño
edilicio.

El intérprete aseguraba que poseía una gran energía, y es ahí donde alimentaba su propia luz después de una temporada de conciertos.

Con los años llegó la construcción de una segunda propiedad en el mismo terreno, más precisamente hacia la izquierda de la primera, pero muy diferente en su arquitectura: una suntuosa mansión de espacios
muy amplios y varios pisos también.

Aquellas residencias fueron su refugio durante años, en algunas ocasiones disfrutaba de la soledad, en otras de su pareja, de una reunión con amigos o empresarios.

También fue un lugar de visita infaltable para los fans, quienes pasaban largas horas en aquella playa, esperando verlo asomar por alguna ventana.

No faltaron quienes tuvieron la dicha de compartir con él un momento, cuando seguramente se apiadó de unas cuantas largas esperas, y decidió bajar hasta la arena para complacer el deseo de algún pequeño grupo, con una charla y un par de fotos.

Antigua propiedad del cantante

Los reporteros tampoco se quedaron atrás, ya que, emulando a las fans, llevaron adelante interminables horas de guardia, esperando captar su imagen.

Pero con el correr del tiempo el lugar se volvió más comercial, llegaron los grandes proyectos inmobiliarios y se apoderaron de los terreros vecinos, por lo que ‘El Sol’ perdió uno de los derechos más importantes
de su vida: la privacidad.

Esta situación lo llevó a tomar la difícil decisión de vender esas propiedades, transacción que se concretó en el
año 2013, justo antes de aquel devastador huracán que azotó Acapulco, y que particularmente dañó mucho la construcción primitiva.

En el año 2017, con profunda tristeza, vimos la demolición de aquella legendaria casa de la palapa, pues la parte compradora informó que llevarían adelante un importante proyecto hotelero.

Pero la mansión sigue en pie, y es esa propiedad la que han visto a través de la lente de un grupo de tiktokers, quienes irrumpieron en su interior desbloqueando el extremo inferior de una puerta ventana.

Cabe aclarar que esta no es la residencia de Luis Miguel, abandonada y en ruinas como anuncian los titulares en los medios de comunicación, puesto que, como les conté, no es de su propiedad desde el año 2013.

Desde esa fecha, la suerte y destino de esa propiedad corre por cuenta de ese grupo comprador. Los fans siempre pensamos que esas casas debieron formar parte del patrimonio cultural de Acapulco y que, en su interior, debió exponerse en forma permanente la historia musical del cantante latino más
importante de todos los tiempos.

¿Se imaginan un itinerario mientras escuchamos sus canciones, y recorremos su vasta trayectoria artística a
través de imágenes y notas periodísticas?

¿Con una sala dedicada a la exhibición de importantes premios, y otra a la proyección de videos, películas y material audiovisual? Hubiese sido todo un sueño hecho realidad.

¿No creen?

Euge Cabral

2 comentarios

  1. Esa casa cuando estaba habitada debió de ser impresionante verla por dentro, por fuera era una belleza, y por los videos que hemos podido ver de su interior por dentro se ve increíble aun así en desuso y abandonada. Era el sueño de todo fan ir a conocerla. Recuerdo que la primera vez que fui caminé 2 horas por la playa buscándola hasta que dí con ella, no sabía bien dónde estaba, en el mapa no se veía tan lejos. Llegar ahí y tomarse una foto rápido con el miedo de que un guardia saliera y te persiguiera jajajaja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba