“Más, eres todo y mucho más”

Euge Cabral
Sigueme
Últimas entradas de Euge Cabral (ver todo)

Las fechas decembrinas nos invitan a hacer un balance sobre lo acontecido durante estos 365 días transcurridos, y el resultado siempre es altamente positivo cuando tenemos la dicha de tener a Miky de tour. Luis Miguel se encargó de arrebatarnos suspiros, sonrisas y lágrimas de emoción, junto a él el mundo parece distinto porque consigue abstraernos de la realidad. A su lado sufrimos de amnesia temporal por lo cual nuestras heridas no duelen y las preocupaciones se disipan, cuando su voz nos hechiza somos transportados a un mágico mundo en el que sólo reina la felicidad, el amor más puro y la pasión, y donde nos sentimos correspondidos a través de su entrega. Miky tiene la virtud de hacernos levitar cuando esa sensación de éxtasis se apodera de nosotros, sentirnos en las nubes durante su concierto y en los días posteriores es algo que quisiéramos experimentar más seguido, pero sólo él puede lograrlo.

Desde que comenzó The Hits Tour 2013, la protagonista de cada concierto fue la entrega total a sus fans: nos regaló sus más sentidas interpretaciones y un gran despliegue de energía, ternura, sensualidad y simpatía, nos cautivó con sus gestos y miradas, nos sorprendió con sus esfuerzos a la hora de sortear todos los obstáculos -inclusive en las alturas- con tal de lograr ese contacto físico con el público del primer piso del Auditorio, nos dejó incrédulos cuando decidido se permitió bajar del escenario para estar más cerca de sus fans, como así también cuando lanzó la invitación al público para que eligiera la canción que deseaban escuchar, y también nos conmovió por completo cada vez que dio la orden de acercar a un niño o a una persona discapacitada para entregarle su más dulce beso y abrazo. ¿Cómo no estar cada día más orgullosos de ti?

También fuimos testigos -algunos a través de los videos- de la emoción que manifestó cada noche al reconocer públicamente el agradecimiento a sus músicos, y el orgullo que siente al trabajar desde hace tantos años con tremendos artistas.

Luis Miguel nos hace sentir constantemente cuán importante somos para él, y esa manera tan especial que tiene de demostrarnos su cariño nos ha enseñado a romper barreras, ya que él mismo lo hace constantemente para llegar a nosotros, y nos anima a ir tras nuestros sueños porque está siempre dispuesto a hacerlos realidad. Como artista es incomparable, nadie ni siquiera se le acerca, y como persona tiene un corazón inmenso, apasionado, puro, y con mucho amor para repartir con sus fans, sentimiento que lo guía concierto tras concierto y con el que sin querer, le demuestra a todos que un gran artista puede acortar distancia con sus fans, y hacerlos sentir especiales en su vida y parte de su familia.

Por todo lo expuesto, es que año tras año concluyo que lo material es efímero y que, aunque es grandioso darse algunos gustos en ese sentido, jamás podremos llevar esas cosas triviales con nosotros cuando dejemos este mundo terrenal. Cada día me convenzo más que lo realmente importante son los bienes del corazón expresamente formados por la felicidad, el amor, la salud, la paz interior y esos momentos inolvidables que nos dejan sin aliento. Ese patrimonio es el que debemos cultivar a diario porque cada sensación, emoción, sentimiento, sueño cumplido y recuerdo, talla nuestra alma convirtiéndonos en personas únicas e irrepetibles. Todo lo que vivimos anida en nuestro interior, y ese tesoro será el equipaje que nos acompañará en la eternidad -no podremos llevar absolutamente nada más. Como fans de Luis Miguel nos sentimos afortunados de contar con tanto equipaje, pues es el gran responsable de dejar una impronta imborrable en cada uno de nosotros.  

Aunque este año no tuve la dicha de tener a Luis Miguel frente a frente, mi corazón no dejó de sentirse a su lado una sola noche de concierto -aunque confieso que a diario también. Gracias a los medios tecnológicos, a su staff y a los fans, sentí que muchos vencimos esa distancia que intentó separarnos físicamente, porque a pesar de las millas, su voz y su presencia -plasmada en imágenes- fueron capaces de viajar hasta nosotros para estremecernos hasta las entrañas. Fue muy importante este año contar con los sitios oficiales de Luis Miguel en las redes sociales, ya que además de encontrar allí la información fidedigna y las novedades respecto a su carrera, nos sentimos más acerca de nuestro artista con la publicación de material exclusivo en tiempo real.

Brindo por un año más en el que Luis Miguel fue protagonista de mi vida. No sé si él se imagine que su voz fue mi gran refugio en momentos difíciles, la inyección de energía en mi cansancio, mi excusa para soñar con su presencia y con un nuevo encuentro, mi cómplice en momentos felices, mi escenario para celebrar los éxitos alcanzados, mi compañera cotidiana en los viajes al trabajo, y aquella que me escuchó llorar en silencio por extrañarlo tanto. Gracias Miky por ser mi compañero de ruta, por caminar espiritualmente a mi lado… sin ti, nada sería igual.

Elevo mi copa por un 2014 en el que sigas marcando mi vida con tu voz y tu presencia, pero por sobre todas las cosas deseo que sigas haciendo lo que más te gusta, que continúes escuchando a                                      tu corazón y dejándote guiar por él, y que en cada nuevo amanecer Dios te bendiga con muchísima felicidad, salud, amor, paz y éxitos.

Gracias a este espacio hemos conocido a fans de muchos lugares, incluso de algunos donde jamás pensamos que se escucharía a Luis Miguel porque se habla otro idioma, y fue grandioso saber que esa voz las motivó a aprender el lenguaje con el único propósito de entregarse a un mundo de sensaciones. Gracias a todos por tanto apoyo a la columna y por abrir su corazón para compartirnos sus vivencias junto a El Sol. Que este nuevo año nos augure muchos momentos más junto a Luis Miguel, de esos que quitan la respiración. Reciban mis mejores deseos para el 2014 que se aproxima y les pido un favor, anímense a luchar por sus sueños y háganlos una realidad.

Hoy también tengo una historia súper interesante para presentarles, ¿Me acompañan a descubrirla juntos?:

Mi nombre es María Augusta y soy de Ecuador, fan de Luis Miguel desde que visitó mi país -con tan sólo 12 años- para asistir a un show con Cristrian Jonhson. En ese momento le hicieron una entrevista y estuvo tan hermoso, que logró cautivarme de inmediato con su voz celestial.

A mi país ha venido contadas veces -la diferencia entre cada visita ha sido entre 8 y 10 años-, y cuando regresó en el año 2005 para presentarse en el Estadio Olímpico. Fui a verlo pero no pude comprar las entradas para las primeras filas sino un poquito más lejos. Aunque la pasé genial me faltó tocarlo y verlo más cerca, por lo que decidí que la próxima vez compraría boletos de primera fila, cueste lo que cueste y pase lo que pase. Tiempo después así lo hice, no me importó cómo haría para pagarlas, sólo las compré cuando supe que vendría en marzo del 2012. A pesar que estuve al pendiente del comienzo de la venta de entradas no alcancé a comprar para la primera fila, pues ya estaban vendidas, pero sí para la quinta, algo que ciertamente no me preocupó demasiado porque igual iba a estar cerquita de mi Sol. Mi esposo siempre me ha apoyado así que siempre voy con él, sin importar que el gasto sea el doble.

Pensé muy bien qué comprarle a Luis Miguel para obsequiarle y me decidí por un peluche y un ramo de flores. Encontré una bandera de mi cuidad, Quito, para entregársela junto al peluche, el que llevaba mi nombre escrito en tela gracias a que mi esposo colaboró cosiéndoselo.

En el concierto todo fue grandioso. Al comenzar el show y cuando Luismi se acercó a las primeras filas para darnos la mano, la seguridad que estaba por todos lados no me dejó acercarme a la tarima, pero junto a una amiga subí a las sillas y logramos evadirlos. Ahí ya no pudieron detenernos y conseguí entregarle el peluche. Sentí una emoción indescriptible cuando Luis Miguel me vio con mi regalo, en ese instante hizo un gesto como diciendo  “¿Para mí?” y lo agarró. Como mi obsequio era un poco grande se lo entregó a sus guardaespaldas y luego procedió a acercarse para darme su mano, la que tomé tan fuerte que tuve ganas de no soltarlo. Recuerdo tener su dedo pulgar en mi mano y al no soltarlo, él me dedicó una sonrisa hermosísima que me derritió. Cada vez que veo el video de ese momento me emociono profundamente, pues nunca pensé que lo vería tan cerca y le daría tres veces la mano. Se portó tan cariñoso con sus fans que salí de aquel concierto con lágrimas en los ojos, adrenalina en mi cuerpo y con una sensación increíble que nunca antes había sentido, ni la sentiré hasta que vuelva a verlo.

Mi vida siempre ha sido relativamente tranquila pero este año ha sido muy duro para mi familia, y el solo hecho de escucharlo a diario en mi trabajo, en el carro y en mi casa me ha dado mucha fuerza para seguir adelante con fe de que todo saldrá bien. Es increíble lo que su voz puede lograr en sus fans, he leído mucho al respecto y realmente es una especie de milagro lo que Luis Miguel puede hacer, por ello: “Gracias mi Sol, no sabes cuánto me has ayudado”.

Soy parte del Club de Fans “Te Necesito Luis Miguel Ecuador”, y créanme que la admiración y el amor que sentimos por él es inmenso. Hemos realizados eventos de ayuda a niños y personas mayores en nombre de Luis Miguel y por intermedio de nuestro Club, y además he tenido el honor de desarrollar la página web para el club, como así también de administrar las cuentas en Facebook y Twitter.

La experiencia de tener alrededor del mundo tantas personas que sienten igual que uno y que son capaces de hacer todo por él me ha emocionado mucho; siento que ese lazo que nos une -llamado Luis Miguel– es tan grande y fuerte, que no importa que no nos conozcamos personalmente, eso es algo que no necesitamos porque ya nos conocemos por tener los mismos sentimientos hacia un ser tan especial y espectacular como lo es nuestro Rey.

Mi gran sueño es verlo en Las Vegas o en el Auditorio Nacional de México, deseo lograr este objetivo pero sé que por lo pronto es económicamente imposible, aunque estoy segura que en algún momento ese sueño se cumplirá. Les juro que ver los videos de su visita a Ecuador me hace extrañarlo cada día más, y eso hace que desee que regrese pronto a mi país porque me hace mucha falta. Luismi, aquí te estamos esperando, no tardes, te adoro.

María Augusta Peñafiel  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba