Luis Miguel, un artista que brilla más allá de todo

Euge Cabral
Sigueme
Últimas entradas de Euge Cabral (ver todo)

El sábado pasado se celebró en México el Día de la Libertad de Expresión y en Argentina el Día del Periodista, conjunción de conmemoraciones que los fans aprovechamos justamente para expresar nuestra disconformidad ante una campaña de difamación, llevada a cabo por algunos medios de comunicación, cuyo blanco es Luis Miguel.

Leí por ahí que esto de la Libertad de Expresión apunta a respetar la opinión de los demás por más hiriente que la consideremos, pues de esta manera estamos respetando nuestra propia libertad de palabra, pero déjenme decirles que, pensando en el accionar que ha tenido últimamente la prensa respecto a Luis Miguel, disiento bastante con este pensamiento. Estoy de acuerdo y a favor de la libre expresión, pero lo que no comprendo y mucho menos acepto, es que un periodista se extralimite en sus dichos o se valga de calumnias con tal de obtener mayor convocatoria y rédito económico. 

Si hay un artista que siempre ha sido respetuoso con su público, con sus pares y con la prensa, y ha sabido manejarse con una actitud intachable, puesto que jamás ha llegado a la confrontación pese a ser destinatario de múltiples acusaciones falsas, ese es Luis Miguel, quien ha entregado la vida a su carrera y que por esto, más todo lo antes citado, merece respeto.

Sus fans pedimos a los medios que se avoquen a su carrera y dejen de lado su vida privada, algo tan valioso que solamente le pertenece a él. Nosotros admiramos al cantante y por supuesto que amamos a Luis Miguel como persona, pero nos centramos en su esencia no en su aspecto físico. Los artistas tienen una vida independientemente de sus carreras profesionales, por lo tanto, tienen el derecho a vivir libremente y disfrutar como se les plazca sin ser juzgados.

Luego de exponer libremente lo que pienso, quiero ratificar una vez más que los fans de Luis Miguel estamos a su lado y que jamás permitiremos que nada, ni nadie, intente opacar un poquito siquiera su brillo y esplendor.

Dando una vuelta de página quiero presentarles la historia de hoy, la que nos muestra una vez más que cuando uno lucha por los sueños, tarde o temprano se vuelven una realidad:

Mi nombre es Mónica González y soy de México, D.F. Mi gusto por Luis Miguel inició en el año de 1987 cuando lanzó al mercado su disco “Soy como quiero ser”, mismo que por un premio de buenas calificaciones obtuve y que al escucharlo quedé impactada con su voz, su música y por supuesto con él.

Confieso que ya sabía de su existencia porque en mi casa veíamos mucho el programa de TV ‘Siempre en Domingo’, y hasta me acuerdo que una vez mi mamá me dijo: “¡Qué raro que no te guste!”, algo que era cierto porque aún no había logrado captar mi atención, pero nada más creció un poquito y ahí fue donde flechó mi corazón para siempre.

Pasaron los años y fui creciendo con su música, tanto es así que cada disco tiene vivencias especiales para mí y además él ha sido, junto con sus canciones, parte muy importante de mi vida.

Desgraciadamente mis recursos económicos no fueron muy buenos, sumado a que mi mamá no iba a conciertos, por lo que tuve que privarme mucho tiempo de estar cerca de él y conformarme con verlo en televisión, grabar todas sus intervenciones en programas de aquel tiempo o recopilar revistas donde salía alguna publicación suya.

Mi colección de discos fue creciendo y si por alguna razón no podía comprarme alguno me lo regalaba alguien de la familia para que no me faltara ninguno.

Todos esos años viví mi fanatismo sola, pues tenía amigas a las que les gustaba pero, conforme pasaban los años, dejaban de lado su preferencia para seguir a otros artistas del momento, mientras que en mi caso me apasionaba más. En ese entonces veía demasiado lejana la posibilidad de poder siquiera tenerlo cerca porque no me alcanzaba para pagar una entrada en primera fila, pero en el año de 2009 la suerte empezó a cambiar a mi favor e hizo que mi pasión por él se acrecentara.

Llegó la gira “Cómplices” y dejé de auto-sabotearme con pretextos, por lo que me dirigí a las taquillas del Auditorio Nacional para comprar entradas de primer piso. Ese día mi hermana fue mi compañera de concierto, las dos lo disfrutamos a tope, bailamos y cantamos muy contentas de principio a fin pese a que ella no es fan, pero reconoce que es un gran artista y le gusta su música. En esa misma gira tuve la oportunidad de conocer a mi querida amiga Adriana Caballero, quien me presentó a las chicas del Club de Fans Oficial “Vivo”, momento en que mi vida junto a Luis Miguel comenzó cambiar porque me uní a ellas y viví la magia mucho más de cerca.                                        

Después llegó la gira del año 2011, esa misma que colaboró para sanar mi corazón que estaba muy triste por la partida inesperada de mi mamá el año anterior. Fue de gran ayuda ir casi todos los días al Auditorio Nacional, convivir con mis compañeras del Club Vivo, y que mi hija -en ese entonces de 6 años- estuviera junto a mí. Lo más hermoso de todo fue vivir mi primer concierto muy cerca de Luis Miguel, respirar el mismo aire, en definitiva, fue como tocar el cielo con las dos manos. Pude agradecer por fin que mi sueño de tantos años se hubiera realizado, pero aún faltaba uno más por cumplir: que mi pequeña pudiera vivir también la experiencia de estar cerca de Luis Miguel y que le diera un besito, el cual no tardó mucho en concederse ya que en esa misma gira tuvimos la oportunidad de entrar juntas al concierto. Aquel momento en que la acerqué junto a él para cumplir ese sueño fue inolvidable… recuerdo que mi hija estaba muy emocionada por haber recibido tan tierno beso y que, luego de abrazarnos, Luis Miguel regresó, me señaló y me estiró la mano, y al acercarme a saludarlo le dije: “Miky, gracias”. Les juro que me arrepentí por no haberle dicho nada más, pero en ese momento se te van las palabras y te concentras en esa mirada tan hermosa de la que es dueño.

Estos últimos años han sido maravillosos para mí, ya que ahora como miembro del Club Oficial Contigo a la Distancia he podido seguir viviendo experiencias muy lindas junto con todas mis compañeras del Club, como así también conocer chicas muy lindas del extranjero y vivir junto a ellas los conciertos de “The Hits Tour” 2012-2013, tales como la inauguración del recinto de espectáculos ‘Arena de la Ciudad De México’ y los más recientes en el Auditorio Nacional.

Tener la oportunidad de estar en las primeras filas, darle la mano, sentir sus miradas y vivir toda esa magia, durante las casi dos horas de show, es lo mejor que existe en este mundo para una fan de corazón.

Como broche de oro de esa gira pude vivir un cumpleaños lleno de muchas emociones, en el cual mi Rey estuvo muy lindo conmigo y además, al enterarse de esta celebración por medio de un letrero que le mostré, me dio una rosa acompañada de una linda mirada. Casi al final del concierto nuevamente hicimos contacto visual y cuando le mostré mi agradecimiento por cada detalle, él lo correspondió tocándose el pecho con la mano izquierda… ¿Acaso se puede pedir más? Salí muy contenta y agradecida con Luis Miguel por regalarme una noche inolvidable por mi cumpleaños número 38.

De todo corazón le agradezco a Euge Cabral que me brinde la oportunidad de publicar mi relato en su columna y poder así compartirles un resumen de lo que ha sido mi vida junto a Luis Miguel. Soy la prueba viviente de que se puede pasar de ser una fan independiente que sólo coleccionaba sus discos, revistas y grababa sus intervenciones en programas de televisión, a tener la oportunidad de formar parte de un Club de Fans Oficial trabajando en su apoyo, de convivir con todas mis compañeras, y de compartir esta pasión con mi hija y ahora con mi novio, los que también me acompañan a las reuniones LuisMigueleras. Es grandioso degustar juntos el vino Único, compartir vivencias y anécdotas, y por supuesto que la cereza del pastel es ir a sus conciertos en las primeras filas, gozando y disfrutando a tope cada minuto.

Pero la aventura no termina aquí, tengo más sueños que cumplir y espero que se vayan realizando con el pasar de los años.

Les dejo mi cariño

Mónica González, Contigo a la Distancia FCO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba