Luis Miguel nos llena de suspiros el alma

Euge Cabral
Sigueme
Últimas entradas de Euge Cabral (ver todo)

Agosto se dio el lujo de retirarse del calendario, por lo que va de este 2013, aunque no sin antes ser testigo de un acontecimiento sin precedentes en la carrera de Luis Miguel.

El último día de este mes fue el elegido para que por primera vez, este gran artista, desplegara todo su talento y majestuosidad en el Curacao North Sea Jazz Festival.

Quisiera contarles un poquito de la historia de este festival. La primera edición del North Sea Jazz Festival fue en Holanda, en el año 1976, y lo conformaron seis salas de conciertos, trescientos músicos y unos nueve mil visitantes. Ese año se presentaron leyendas del Jazz tales como Count Basie, Stan Getz, Sarah Vaughn, Dizzy Gillespie, y una vista completa del Jazz vanguardista holandés. Un dato interesante es que, desde el año 2000 al 2004, este festival tuvo como sede a Sudáfrica. También vale aclarar que es el más importante a nivel mundial ya que se ha convertido, con el transcurso del tiempo y con el éxito alcanzado, en un evento internacional de renombre ya que recibe un promedio de setenta mil visitantes al año.

En septiembre de 2010 el North Sea Jazz Festival se celebró por primera vez en Curacao, donde diferentes artistas de Jazz, Soul, World beat y Latin brillaron sobre el escenario. En este 2013 los asistentes se encontraron con Luis Miguel, un artista versátil, al que todos los géneros -Pop, Boleros, Rancheras, Big Band- le sientan de maravilla, y que por supuesto está influenciado por el Jazz, prueba de ello es su disco homónimo fusión de Pop con Jazz. Pero esto no es reciente, Luis Miguel viene incursionando en este género desde hace tiempo con canciones Fankys (de corte netamente Funk) como “Si te vas” y “Todo por su amor” -por citar algunos ejemplos- para luego evolucionar hacia el Soul, el que podemos observar en “Te necesito” y “Siento”.  

Si hay algo que me fascina de Luis Miguel -una de tantas- es escucharlo jazzear sobre el escenario junto a la espectacular banda que lo acompaña. La noche del 31 de agosto el escenario del festival se vio engalanado con la presencia de este inigualable artista, y los asistentes tuvieron la oportunidad de deleitarse con los éxitos del Rey junto a una gran sorpresa en el repertorio, la versión del clásico “Sway With me” en español.

Ese día los fans lo acompañamos a la distancia en las redes sociales, como ya es costumbre, con el Hashtag #LuisMiguelEnCuracao y una vez más dimos de qué hablar. En las cuentas oficiales del festival, y desde muy tempranas horas, no dejaron de expresar su asombro y sorpresa al recibir tantos mensajes de los fans de Luis Miguel en apoyo a su artista. Todo lo vivimos como una fiesta, pues había que celebrar este acontecimiento único que marcaría otro éxito en la carrera de El Sol de México.

La semana que pasó también estuvimos de estreno porque conocimos el segundo spot de la campaña “Soy Guerrero con Luis Miguel”, en la que lo vimos disfrutar de ese paraíso sin igual -según sus palabras- y, como dicen que no hay dos sin tres, les anticipo que prontito tendremos el tercero. Respecto al spot sólo puedo decir que al observarlo en las escenas jugando al fútbol o con el mar, Luis Miguel me llenó de suspiros el alma.

A pesar de que respeto al máximo su privacidad, a veces siento la necesidad de conocer un poquito más sobre sus gustos, preferencias, la manera en que disfruta del mar, de un paseo o simplemente verlo de shopping, y cuando eso pasa -porque él decide mostrarnos un poquito su intimidad- automáticamente me derrito. Muchas veces trato de imaginármelo dormido, al despertar o deleitándose de la lectura de un buen libro junto a una copa de vino en plena compañía de la soledad, esa que necesita tanta veces luego de empaparse de toda nuestra energía en las giras, y el sólo pensarlo me quita la respiración. Creo que si compartiera un día junto a él acompañándolo en su cotidianeidad, para concluir la jornada con una rica cena y una muy interesante charla -tengo la certeza que así sería porque es un hombre muy culto, inteligente, de fuertes convicciones, que sabe lo que quiere y hacia dónde va-, podría irme de este mundo en paz y plenamente feliz.

Es hora de dejar de soñar por un ratito y dar vuelta la página para hacer un viaje por los recuerdos.

Tiempo atrás Sylvia supo participar en la columna con su historia, pero en esta oportunidad quiso compartirnos su experiencia en el The Hits Tour 2012 por Argentina. Los dejo en su compañía:

Hoy resulta muy común oír reiteradamente en los medios la palabra fan, pero dicho término no comprende un significado vacío y sin sentimientos.

La mayoría de las personas podría definir la palabra fan como seguidor o fanático de un artista, ya sea actor, cantante, político o alguien destacado de la cultura.

En mi opinión, ser fan de Luis Miguel, es algo que va más allá de todas esas definiciones. Hace 31 años que todas sus fans venimos experimentando algo diferente cuando lo vemos arriba de un escenario o cuando escuchamos sus canciones. Para aquellos que vivimos su gira The Hits Tour fue algo inolvidable y para las Argentina, en especial, fue algo que superó ampliamente nuestras expectativas como incondicionales.

Desde principios del año pasado y luego de su presentación en Viña del Mar empezamos a soñar con que el Rey visitara nuestro amado país y, antes de mediados del 2012, nuestro sueño poco  a poco empezó a concretarse cuando se anunciaron las fechas. Luego vino la locura y la ilusión por conseguir una entrada muy cerquita a Luismi. Una vez, logrado nuestro tan ansiado trofeo, comenzamos a fantasear con las rosas blancas y con poder tocar su mano o cruzar una mirada cómplice durante algún tema. ¡Qué larga se hizo la espera y qué hermoso fue vivirla a través del Club de Fans!

Llegó el mes de octubre y con él su primer recital en suelo argentino en Corrientes, después las cenas de gala, las cinco noches de ensueño en GEBA, el show en Rosario y las dos noches de entrega total a sus incondicionales en Córdoba en el Superdomo Orfeo.

Asistí a la primera y a la última de sus presentaciones en el estadio GEBA y me resulta difícil explicar con palabras lo que una fan siente en los momentos  previos al concierto. En mi caso personal disfruto  desde el primer minuto de ese día, y nada puede interferir en esa felicidad interior que se siente. 

Cuando está por iniciar el show… ¡Qué mezcla de sentimientos  se experimenta en ese momento, Cómo quisiera detener el tiempo y quedarme para siempre en ese lugar! No interesa si llueve, hace frio o calor, sólo importa ver su rostro y entrelazar nuestras voces con la suya.

Anteriormente mencioné que ésta había sido una gira inolvidable para las incondicionales de Argentina porque sentimos a un Luis Miguel  que nos mimó todo el tiempo, nos regaló un sinfín de miradas soñadoras,  nos cantó melodías que nos sorprendieron -tal fue el caso de los tangos de Carlos Gardel-, nos invitó a soñar con sus canciones de ayer y de ahora, nos regaló esas rosas blancas infaltables, se sonrió con nosotras y hasta lo hicimos emocionar.  ¡Qué orgullosas estamos de ser tus fans Micky! 

Quiero agradecerte por  elegir nuestro país en cada una de tus giras, porque eres esa lucecita que nos ayuda a superar los problemas cotidianos y por ende, en cada visita tuya, recargamos energía para seguir adelante. Quizás no eres consciente de lo que significas para nosotras, por eso quiero que sepas que somos mucho más que una fan que grita enloquecida en tus shows, pues esa es la manera que muchas veces encontramos para canalizar nuestra emoción, orgullo, admiración y amor.

Micky: somos tus incondicionales porque entre tú y nosotras hay una mezcla de amistad, ternura y amor puro. Somos esa incondicional que no espera nada más que tenerte cerca en tus recitales y escuchar tus canciones… ¡Somos las mismas de ayer!

¡Gracias Luis Miguel!

Sylvia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba