24 rosas pintadas de azul son un gran motivo

Maria Eugenia Cabral
Últimas entradas de Maria Eugenia Cabral (ver todo)

22 de mayo de 2012

Los fans de Luis Miguel tenemos una cuenta regresiva muy particular: contamos los días que nos separan de ese encuentro tan especial y esperado.

Desde el mismo instante en que Luis Miguel levanta su mano en señal de saludo y nos dice “Hasta la próxima” esta cuenta se inicia, deseando desde lo más profundo de nuestro ser que transite su camino lo más rápido posible.

Dependiendo de la situación geográfica, de cada uno, estimamos el tiempo en que Miky regresará a nuestras tierras.

El problema se suscita cuando el plazo, en que imaginamos regresaría, no se cumple, instancia en que la tristeza y la desesperación se apoderan de nosotros. Un año más de espera es una eternidad para los fans, ni hablar si el lapso de tiempo es mayor.

En términos generales, año de por medio, el primero de enero los fans gozamos de una felicidad extra. Mientras el mundo entero le da la bienvenida al año nuevo, nosotros además celebramos que ese año retorna el Rey a extasiarnos con su voz.

Pero a veces nuestros cálculos fallan y esa vuelta tan esperada no se concreta, situación que les tocó vivir a nuestros hermanos españoles.

Aunque los motivos fueron totalmente ajenos a Luis Miguel tuvieron que aguardar 5 largos años para su visita. Los fans del mundo entero los hemos acompañado a la distancia, pues la espera no ha sido fácil ni grata para ellos. Pero gracias a la tecnología, los hemos hecho partícipes de la gira “Cómplices” en el año 2008 y de la subsiguiente en el 2010, compartiéndoles videos, fotos, audios, etc.

Al igual que ellos, cada nuevo año, renovábamos las esperanzas de que Luis Miguel regresara por fin a España.

La noticia que tanto se hizo desear se dio a conocer a finales del año pasado, razón que originó una explosión de algarabía y felicidad en las redes sociales, pues ese día todos nos sentimos un poquito españoles.

Luis Miguel visitó España y no sólo se reencontró con el público de este país, sino también con sus fans de Italia, Alemania, Inglaterra, Francia, etc. quienes también se dieron cita este año.

Gracias a los integrantes del Fan Club “Por la magia de Luis Miguel”, los fans de diferentes latitudes, hemos podido vivir y disfrutar a la distancia de esta exitosa gira.

Particularmente quiero agradecer a la junta directiva: Juani, Andy, Estefanía, Laura, Ro y Pili, el que nos hayan mantenido informados al instante y regalado tantos detalles lindos e inolvidables, los que contribuyeron a que nos sintiéramos ahí presentes. También quiero destacar y agradecer al resto de los fans que nos transmitieron todo lo que estaban viviendo en los conciertos con cada fotografía, video y audio que tan amablemente compartieron con nosotros.

Un gracias infinito a Luis Miguel, una vez más, por su entrega total y por su pletórico derroche de profesionalismo, cariño, alegría, ternura y pasión.

Los dejo en la compañía de Estefanía, una española encantadora, que trabaja muchísimo desde su lugar en el fan club, a quién le agradezco nuevamente el que nos haya hecho partícipes de los momentos vividos junto a Luis Miguel y a los fans:

En aquel verano del 89,  cuando con mi pandilla de amigas oíamos aquel LP de “Luis Miguel Busca una mujer” una y otra vez, hasta que no pude más que amarlo, no podía imaginar que tantos años después viviría una gira de esta manera.

Cuando uno pertenece a la junta directiva de un club de fans que siempre, cada día, desde su creación, trabaja por la carrera artística de Miky y por los fans, las cosas se viven de otra manera.

Uno aprende a valorar esas cosas una vez que está dentro y lo digo yo que estaba en el club antes incluso de fundarse, cuando Juani, nuestra presidenta, ya organizaba las colas desde ídolo.com, allá por el 2004 y que he ido a varios conciertos de Miky sola, porque realmente solo iba a verlo a él. Pero reconozco, que aunque en esos momentos mis ojos sean para él, es mucho más bonito vivirlo teniendo a gente que sabes que siente como tú, que está a tu lado, y ese es para mí el sentido de pertenecer a un club de fans, tener siempre a tu lado a gente que siente, exactamente, como tú.

Esta gira no comenzó para mí el 27 de Abril en Santiago, sino meses antes. Meses de trabajo no remunerado económicamente pero pagado con creces por cientos de gestos de cariño, de agradecimiento, que valen mucho más que el dinero. Trabajar para el club y por Luis Miguel estos meses no ha sido un peso a mis espaldas, sino todo un honor que he tratado de llevar con la mayor responsabilidad posible, y espero haber estado a la altura.

Organizar a los socios para las colas de los conciertos, mantenerles informados de la compra-venta de entradas, ayudar a nuestros seguidores en Facebook y Twitter a comprar y vender sus entradas, a saber la localización de las mismas, informar a la prensa de toda la carrera artística de Luis Miguel durante todo este tiempo ha sido muy reconfortante. Pero más aún lo ha sido llegar al momento del comienzo real de la gira y comprobar que nuestro “trabajo” sirve para que la gente haga sus sueños realidad: tocarle la mano, darle una flor, verle en primera fila, sin que nadie delante pueda empañar el verle durante todo el concierto, sin que nada te lo oculte ni un solo segundo. Ver esas caras de “sueño cumplido” no se pagan con nada, y ese es nuestro verdadero premio, el ver nuestros sueños cumplidos junto con nuestra gente.

Tuve claro desde el anuncio de la gira que esta sería mi gira. El resto de los tours los había vivido sóla, como socia, compartiendo momentos en la cola o quizá un poco antes buscando información, comprando la entrada, viendo fotos, videos, pero no tan intensamente como ésta gira. Haciendo una cuenta atrás, hubo decenas de correos diarios, nervios, risas y preocupaciones con el resto de la junta y especialmente estos últimos meses, el grado de complicidad y unión, con Juani, Andy, Laura, Ro y Pili, ha sido enorme y tan intenso, que una vez terminada la gira estaba realmente agotada pero de felicidad.

Llevábamos 5 años esperando que Miky volviera a España, y por fin nos dan dos fechas. Nos volvimos locos y hasta nos pareció suficiente, já! Una vez compradas las entradas para esos dos primeros conciertos anuncian la gira completa! Nos íbamos a morir de emoción, Miky iba a estar en 9 ciudades: norte, sur, este y oeste de la península e islas. Casi no había excusas para perdérselo fueras de donde fueras, y a pesar de la grave crisis económica que atraviesa el país, las primeras entradas a la venta, literalmente, volaron.

Una vez todo planificado y con nuestra cuenta atrás en un magnifico “0 días” empieza lo mejor: 27 de Abril, Santiago de Compostela.

Miky ya estaba en España, por fin. Juani y Andy van al concierto junto con más socios, y yo desde casa, tratando de radiar la apertura de la gira española a toda la gente maravillosa que nos sigue día a día a través de nuestras cuentas de Facebook y Twitter. Estaba en casa de mis padres, mi familia alucinaba con mi stand: ipad, iphone, PC. Fue muy estresante, pero igualmente reconfortante, ver a tanta gente respondiendo a cada uno de los mensajes, de cada canción que iba cantando, de cada foto o video que íbamos subiendo. Era nuestra meta ese día, intentar que toda la gente que no podía estar físicamente dentro del Fonte do Sar, lo viviera lo más cerca posible de estarlo, y creo que algo conseguimos.

El resto nos lo tomamos con algo más de calma en ese aspecto, también teníamos derecho a disfrutar ¿no?

Cáceres, Palma, Elche… intentando que los socios estuvieran siempre atendidos desde la distancia, siempre teléfono en mano.

Llegó Málaga, mi primer concierto de esta gira. La noche, el calor, luego la lluvia, 5 largas horas bajo una intensa lluvia esperando la apertura de puertas. Los nervios a flor de piel, los lectores de infrarrojos que no leían las entradas, las carreras, y la primera fila! Todo vale la pena cuando por fin te sientas espaldas a esa valla que le separa por tan poco de nosotros. Y lo conseguimos en toda la gira completa, en cada concierto, había socios de “Por la Magia” en la primera fila, pegados a la valla, con nuestras acreditaciones y camisetas distintivas, fruto, por supuesto, de noches y largas horas de cola en la calle.

Por fin pudimos verle salir después de esa intro maravillosa y contemplar a esa banda espectacular de profesionales que vienen acompañándole. Ese momento y el que te toque la mano fueron inolvidables. Salí de aquel concierto súper eufórica, y corrimos al coche camino a Sevilla, junto con el resto de la junta directiva y otros socios en otros coches.

Llovía tanto, noche cerrada, pero íbamos volando, en una nube. Llegamos a Sevilla de madrugada, y fuimos directas a la cola, donde había socios ya desde la mañana. El ambiente en Sevilla era diferente, hay una canción que dice “Sevilla tiene un color especial” y para mí lo tiene, por muchos motivos.

El día de cola fue estupendo, mucho ambiente, muy buena temperatura, muy buena gente alrededor, muchas preguntas en la cola por cómo hacerse del fan club, y nosotras felices. Llegó otro momento de apertura de puertas, carreras y espalda a la valla, y esta vez, por fin, conseguimos en medio de la locura ponernos juntas. Ahí nos hicimos una foto, sin dudas, el momento mágico de la gira.

Vivimos aquel concierto de manera muy especial, lloré intensamente, de felicidad, de emoción, de agradecimiento. Tuve mi apretón de manos, mis miradas, mi rosa, mi gente al lado, lo tuve todo aquel 6 de Mayo.

Estoy convencida de que Miky observó como el día anterior me quitaron la rosa que me regaló en la mano, en Málaga, pues me vio sufrir entre terribles empujones cada vez que se acercaba. Al día siguiente me quiso premiar con otra rosa, con muchas miradas, y gestos de complicidad.

Luego nos tomamos solo unos días de descanso, volviendo a nuestras rutinas de trabajo y familia, para luego regresar a la vida LuisMiguelera.

La preparación del especial de Carlos J. Rubio fue todo un éxito, lugar donde le pusimos voz a tantas fans de todo el mundo, esas que tantas veces hemos leído.

Y luego nos esperaba Madrid (con Barcelona viviéndolo en la distancia con nuestras Juani y Andy en directo), lugar donde por fin podríamos estar todas juntas.

Tuvimos un buen aperitivo a las puertas del palacio de deportes, junto con los fan clubs de Italia y Alemania, un momento de unión muy bonito e inolvidable. Dentro, la organización fue decepcionante, el pasillo central invadido apenas empezó la intro, y no contentos con eso, nuestros propios asientos. Pasar todo el concierto discutiendo con quien ocupa lo que has pagado con tanto esfuerzo y con lo que has soñado durante tantos meses fue verdaderamente frustrante. Salvó aquella situación la voz de Miky y el palacio lleno a rebosar.

Suerte que teníamos de nuevo entradas para el día 12, cierre de la gira en España, nuestro último concierto, por ahora…

El 12 la organización estuvo algo mejor, aunque no se evitó que de nuevo se ocupara la valla y el pasillo central, al menos nadie ocupo nuestros asientos ni nuestro pasillo y pudimos bailar y disfrutar el concierto como queríamos. Por fin le pudimos dar un regalo, muestra de nuestro cariño y eterna admiración por él, un precioso ramo de rosas, 24 rosas azules, 24 motivos. Tras ese momento se nos fue … y solo esperamos que no pasen 5 largos años para volverle a disfrutar.

Y antes de que esto termine quiero dar las gracias a mis compañeras de la Junta directiva de “Por la Magia de Luis Miguel Fan Club oficial”, por estos meses de apoyo, confianza y complicidad. A Euge Cabral por la oportunidad de compartir “mi gira” con tantas incondicionales. A todos los fans del mundo, porque Miky debe ser muy especial para que sin conocernos físicamente siempre estamos apoyándonos incondicionalmente.

Y por supuesto a Luis Miguel,  por poner música a estos 23 últimos años de mi vida. Y por Sevilla.

Estefanía López-Buendía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba