“Tengo todo excepto a ti”

Maria Eugenia Cabral
Últimas entradas de Maria Eugenia Cabral (ver todo)

El éxito de ‘Luis Miguel La Serie’ trasciende fronteras, con decirles que ha llegado hasta el país sede del evento deportivo más popular del mundo. Las calles de las ciudades más importantes de Rusia se ven teñidas de un arcoíris de colores que identifican a las banderas de los equipos participantes de este nuevo mundial de fútbol, fiesta multicolor que se acompaña con el sonido de los cánticos populares de las hinchadas. ¿Y qué creen? los fervientes mexicanos decidieron que una de esas canciones sea “Culpable o no”, éxito que se convirtió en el principal referente de la bioserie de Luis Miguel. Por estos días nos hemos llevado una grata sorpresa al disfrutar de imágenes que muestran a un grupo de simpatizantes interpretando esta canción de ‘El Rey’ que nunca pasó de moda, pero que en la actualidad adquiere mayor preponderancia a raíz de la historia develada. Es muy emocionante verlos trasladarse por las calles de Rusia, o concentrados en un punto neurálgico, cantando a viva voz y con la pasión que caracteriza al ambiente del fútbol, esta magnífica obra del maestro Juan Carlos Calderón que hizo tan famosa Luis Miguel.

Y así como ‘El Sol de México’, por donde quiera que vaya, transmite con orgullo el amor y la admiración que siente por aquella que eligió como su tierra, en esta ocasión tocó el turno de retribuírselo, motivo por el cual esta hinchada mexicana no solo difunde su canción sino que además se ha tomado el tiempo de enseñárselas a públicos de diferentes nacionalidades, especialmente a quienes no hablan español, logrando grabar un divertido video que aquí les comparto.

La historia de vida del mejor cantante latino de todos los tiempos ha despertado el interés de una audiencia que abarca todo tipo de edades, géneros, estatus social, preferencias musicales, profesiones, etc. Incluso los niños esperan la proyección de cada capítulo, pues han heredado de su familia el cariño y la admiración por Luis Miguel, aunque en lo personal disiento con la decisión de los mayores puesto que hay muchas escenas que relatan hechos que no son aptos para menores. No hay persona, y les aseguro que en todos los ámbitos que frecuento, que no me haya confesado que está viéndola, transmitido sus ansias por descubrir la totalidad de la historia, pero fundamentalmente manifestado, después de conocer las dolorosas situaciones que tuvo que enfrentar Miky, su arrepentimiento por haberlo juzgado en tantas ocasiones. Hoy el mundo entero es capaz de comprenderlo y acompañarlo en su dolor, y se muestra deseoso por asistir a sus conciertos para colmarlo de gestos de cariño (doy fe de ello). Sin dudas Luis Miguel está transitando un gran momento, y eso nos hace inmensamente felices a quienes lo queremos tanto.

A través de su serie muchos están conociendo al gran ser humano que habita en el interior de este artista que conquistó el corazón de media humanidad, pero también pueden hacerlo en este espacio que nació con esa finalidad; por ello los invito a descubrir el siguiente relato:

Mi nombre es Jorgelina Guerreño, soy argentina y presidenta del Fan Club Tengo Todo Excepto A Ti, creado un 9 de Marzo de 1990. Desde sus comienzos sigo al frente de este Fan Club que se formó para contagiar la admiración y devoción por Luis Miguel, cuya misión siempre ha sido acompañar la carrera de ‘El Sol’ con labores solidarias que se realizan en su nombre. También emprendemos acciones de prensa y promoción para apoyar cada lanzamiento, gira o proyecto que lo involucre. Tenemos una consigna que la llevamos adelante desde el primer día: “Las cosas se hacen hacia y por Luis Miguel“.

Como ya se habrán dado cuenta, nuestro nombre fue tomado de uno de los cortes del disco “20 años”, y hoy nos sentimos sumamente felices porque esta canción, a lo largo de la carrera de Luis Miguel, ha estado presente en sus conciertos (y ahora en su serie) como un clásico de su trayectoria, y cada vez que la entona la sentimos como nuestro himno.

Me gustaría contarles que somos uno de los primeros clubes de fans en Argentina, y el primero en ser oficializado por el propio ‘Sol de México’ como por su sello discográfico (Warner Music Argentina).

Nuestra labor y fuerza como club se vio bendecida con 6 encuentros con Luis Miguel y deseamos compartírselos, pero vamos a empezar con el primero que se concretó el día 24 de Enero de 1994.

En el verano de aquel año Luis Miguel se estaba presentando en la Quinta Vergara, en el marco del Festival de Viña del Mar, y como miembro del Fan Club nos había llegado un dato (de fuente confiable) que no podíamos dejar pasar. Aquella información nos decía: “Vayan al hotel Hyatt para ver si aparece, pues es muy probable que Miky regrese de Chile a celebrar el cumpleaños de su amigo Polo Martínez”.

Un grupo de integrantes del club procedimos a reunirnos para debatir qué hacer al respecto. Decidimos comprar unos crisantemos y una canasta para armar un arreglo floral, con el fin de dejarlo en la recepción del hotel cual presente. Ése fue nuestro objetivo inicial pero, un par de horas más tarde, optamos por subir al auto de una socia para partir rumbo al hotel.

Ansiosas y expectantes vimos como el reloj marcó la llegada de un nuevo día sin ninguna novedad, por lo que optamos por seguir esperando a pesar de no tener la certeza de si Luis Miguel finalmente aparecería, o si corríamos detrás de un falso rumor.

A las 2 de la mañana una camioneta con las ventanillas bajas se acercó hacia el estacionamiento del hotel, y por fin pudimos comprobar que nuestro dato era correcto. Ahí estaba Luis Miguel, lo vimos descender del vehículo e ingresar al hotel, y les juro que esos 50 metros que nos separaron se hicieron eternos. Pero nosotras reaccionamos rápido y nos acercamos a unas rejas para gritar su nombre a todo pulmón, la idea era que supiese de nuestra presencia.

Cuando creímos que eso había sido todo (verlo cerca por primera vez, aunque fuesen tan solo unos segundos), una de las chicas del club señaló hacia el balcón y allí dirigimos de inmediato la mirada, qué gran sorpresa fue darnos cuenta que ahí estaba Luis Miguel saludándonos, a corta distancia y en plena madrugada. Fue sin dudas un sueño cumplido porque nunca imaginamos verlo a tan solo un metro.

Emocionadas nos quedamos en la puerta del hotel esperando que cesara la adrenalina que generó ese momento, para luego iniciar el feliz regreso a nuestros hogares, cuando la persona que nos negó durante toda la noche la presencia de Luis Miguel en dicho hotel se acercó para decirnos: “Vengan por acá que Luis Miguel las quiere ver”.

Les juro que me temblaron las piernas, subimos al hall del primer piso y esperamos otra vez. Estábamos todas en el pasillo cuando de repente Miky apareció frente a nosotras. Una a una nos fuimos presentando hasta que llegó mi turno y le dije: “Soy Jorgelina Guerreño, integrante de Tengo todo excepto a ti”. No tuve otra reacción, estaba en shock, sentía que el poster que hacía años decoraba mi habitación me estaba hablando. Mis manos no paraban de temblar, tanto así que la carpeta que le llevaba, conteniendo el trabajo realizado en esos primeros 4 años como club, se balanceaba de un lado hacia otro de manera indisimulable. Luis Miguel fue todo un caballero, tomó la carpeta e inmediatamente mis manos dejaron de temblar. Acompañó ese gesto con un “Hola, ¿Cómo estás mi reina?” y, creo hablar en nombre de todas las que estábamos presentes esa noche, nuestra ansiedad y nervios se confrontaron a la serenidad que él supo transmitirnos. Con su seguridad y calma logró que habláramos con él de par a par. Una persona sencilla que nos miró fijamente a los ojos para sonreírnos, y se mostró genuinamente interesado por nosotras como grupo, pero también en forma individual cuando nos preguntó: “¿Cómo te llamas?, ¿Qué haces?”. Sentimos que en todo momento nos respetó y nos dio nuestro lugar. Antes de finalizar la reunión le dimos las gracias por tomarse el tiempo para ese encuentro y luego lo saludamos, pero no sin antes inmortalizar ese instante en dos fotografías. Tomamos la precaución de repetir la foto en caso de que la primera saliese mal, y menos mal que lo hicimos porque días después comprobamos que el rollo estaba parcialmente velado.

Nunca voy a olvidar la sensación que nos embargó después de aquel encuentro, una combinación de emoción y alegría desbordantes. Si hay algo que quiero destacar de las reuniones que tuvimos con Luis Miguel es su don de gente, la calidez con la que recibe a sus fans, la atención con la que nos escucha, como nos respeta, y lo agradecido que está por las muestras de cariño. Y créanme que eso no ha cambiado a lo largo de los años.

Después de esa noche ‘Tengo Todo excepto a ti’ se convirtió en el primer Fan Club argentino en reunirse con Luis Miguel, encuentro que daría pie, como les anticipé, a muchos más, los que por supuesto iré relatando en próximas columnas.

Jorgelina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba