Gracias por 30 años de complicidad incondicional

Maria Eugenia Cabral
Últimas entradas de Maria Eugenia Cabral (ver todo)

24 de enero de 2012

Luis Miguel y sus fans estamos de fiesta. No todos los días se cumplen 30 años de carrera ¡Y qué carrera!

Luis Miguel es dueño absoluto e indiscutido de una infinidad de premios y de records que avalan su excelencia profesional.
Artista de una trayectoria impecable, que ha conquistado al público a nivel mundial, traspasando en muchos casos la barrera del idioma, y logrando unir no sólo distintas generaciones sino diferentes culturas.

Con su voz, trabajo y dedicación ha sabido ganar el respeto, reconocimiento y admiración de sus pares.

En su haber encontramos insuperables marcas respecto a ventas de discos (lleva más de 100 millones), hits que han permanecido 843 semanas en las listas “Hot Latin Songs”, presentaciones en el Auditorio Nacional (es el artista con más shows en el recinto) y la asistencia de público a sus espectáculos es insuperable (los tickets para sus shows se venden en pocas horas).

Hablar de Luis Miguel es sinónimo de profesionalismo, disciplina, calidad vocal e interpretativa, talento, ángel, perfección, sublimidad, simpatía, elegancia, magia, encanto y por sobre toda las cosas “Entrega”.

Gracias a Dios puedo decir orgullosamente que admiro a Miky y sigo sus pasos desde sus inicios. Él me ha acompañado en cada etapa de mi vida, en los buenos y en los no tan buenos momentos (todo es más fácil de sobrellevar cuando escucho su voz).

Hoy por hoy, no imaginaría mi existir sin su presencia, sin pensar en la adrenalina y la felicidad que me provoca la salida de un nuevo trabajo o el comienzo de una nueva gira.

Quisiera encontrar la manera de retribuirle lo que me ha brindado durante estos 30 años (toda una vida), y todo lo que pueda imaginar mi mente sabe a poco.

Cuando pienso en que dedicó su vida a regalarnos el don con el que Dios lo bendijo, privándose de las cosas que hace el común de la gente, mi alma busca desesperadamente la manera de poder

decirle GRACIAS.

Desde sus comienzos, allá por el año 1981 cuando se presentó por primera vez en televisión en el canal 44 de Ciudad Juárez, con la conducción de Arnoldo Cabada, demostró poseer dotes vocales únicas.

Aún en la actualidad, luego de haber visto una docena de veces el video de esta presentación donde interpreta magistralmente “La Malagueña”, se me eriza la piel y mis ojos se humedecen.

Nadie en esta tierra con 11 años canta de la manera en que él lo hizo. No sólo hablo de la técnica vocal con la que contaba de manera nata, sino de la interpretación que le dio a cada una de esas palabras. Me aventuraría a expresar que no habrá otro Luis Miguel, ni en esta era ni en las venideras, puesto que dudo que otro ser pueda igualar sus cualidades.

Luego de cantar por casualidad en aquel programa (ya que estaba acompañando a su padre Luisito Rey en una de sus tantas presentaciones como cantautor) y producto de las repercusiones que generó este suceso en la gente, es que su papá decide buscar un sitio donde alguien importante pudiera escuchar a Luis Miguel.

Es así como, con la ayuda de su amigo Arturo Durazo Moreno (en aquella época Director General de la Policía y Tránsito Mexicana), Luisito consigue que Luis Miguel cante en la boda de Pascual Ortiz Rubio y Paulina López Portillo, la hija del entonces presidente de México, José López Portillo.

Las personalidades más famosas, poderosas e influyentes del país se dieron cita en este trascendental evento. Entre los invitados, se encontraba David Stockling, director de la disquera mexicana EMI Capitol, quién se quedó fascinado con las aptitudes del pequeño. Luisito Rey, días más tarde, se reunió con él y ejecutivos de EMI, quienes le ofrecieron el tan deseado contrato discográfico para su hijo.

Así fue como, el 21 de enero de 1982, la disquera lanza oficialmente a Luis Miguel con su primer álbum “Un Sol”, el que contuvo “1+1=2 enamorados”, su primer hit.

Luego se sucedieron una serie de acontecimientos que lo impulsaron inmediatamente a ser el niño éxito.

Se presentó por primera vez en el famoso programa de Televisa, “Siempre en Domingo” con la conducción del recordado Raúl Velasco. En este mismo año graba un nuevo disco titulado “Directo

al Corazón” y comienza una gira internacional.

Los premios no se hicieron esperar. En 1984 gana el primer Grammy, de los nueve que tiene en su poder, por la canción “Me gustas tal como eres” siendo hasta la actualidad el artista de menor edad en recibirlo. En1985 obtiene “La Antorcha de Plata” en el Festival de Viña del Mar y el segundo premio en el Festival de la Canción en San Remo (Italia) con el tema “Noi ragazzi di oggi”.

Entre premios y reconocimientos durante estos 30 años ha recibido Disco de diamante, Discos de Oro (31) y Platino (285) por las ventas de sus discos.

Es el primer artista latino en recibir un Disco de Oro en Estados Unidos por un álbum en español. Asimismo recibe Disco de Oro en Brasil y Taiwan.

Es el primer cantante latino en recibir su Estrella en el paseo de la fama en Hollywood, batiendo records de asistencia de público.

Tiene incontables premios por parte de la revista Billboard, quién recientemente lo nombró como el artista número uno, con más éxitos acumulados en la “Hot Latin Songs”.

Me quedan en el tintero infinitos premios por transcribir, puesto que el mundo entero quiso homenajear a Luis Miguel con ellos, en reconocimiento a su inigualable voz e impecable labor.

Creo que uno de los mayores premios que ha conseguido es el cariño, admiración, respeto y gratitud de sus fans. Quienes nos sentimos más que orgullosos de nuestro artista.
En estos días ha sido emocionante y conmovedor observar a sus fans, de distintos puntos cardinales del planeta, unidos en las redes sociales celebrando que Luis Miguel cumple 30 años de carrera. Tiempo en que no sólo disfrutamos de su arte, sino que crecimos con él, aprendimos a conocerlo y a quererlo de una manera muy particular.

Aún me asombrosa la conexión que existe entre él y sus fans, y mucho más cuando éstos no hablan ni entienden el español. Cuánto amor le demuestran al intentar por todos los medios de comprender el mensaje de sus canciones y al entonarlas en cada concierto.

Luis Miguel goza de tener unos fans muy activos, que no dejan de trabajar en pos de su carrera y que jamás dejan de profesarle su amor. Este sentimiento, que nos une a este ser maravilloso, es tan fuerte que ha logrado echar raíces en lo más profundo de nuestro corazón, y nos acompañará  hasta la eternidad.

Gracias Luis Miguel por tanto!

Brindo por estos primeros 30 años de insuperable carrera y al menos por otros 40 más, en los que sigas deleitándonos con tu dulce voz y estableciendo records absolutos, los que sólo tú puedes lograr.

Sigue demostrándole al mundo que se puede vender millones de discos, agotar miles de entradas en un par de horas, llenar estadios, seguir siendo el número uno, con tan sólo ser tú mismo, cantando el estilo de música que amas, defendiendo tu idioma y preservando tu vida privada, que es sólo tuya.

No es nada fácil mantenerse en la cima por tres décadas, pero tú lo has conseguido porque eres el mejor en todos los aspectos.

Somos y seremos siempre tus cómplices incondicionales. Así te amamos ¡No cambies nunca!

Euge Cabral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba