Por la magia de Luis Miguel

Maria Eugenia Cabral
Últimas entradas de Maria Eugenia Cabral (ver todo)

17 de enero de 2012                                                                                                    

Allá por el año 2005 cuando comencé a tener más contacto, a través de la bendita Internet, con fans de otras partes del mundo tuve la dicha de conocer a Juani. Una fan de España que ha hecho muchísimo en pos de la carrera artística de Luis Miguel, y que su gran admiración y cariño la ha llevado a formar uno de los Fan Clubs más importantes.

Juani no pudo elegir mejor nombre para bautizarlo: “Por la magia de Luis Miguel”. Sí, magia, porque es lo genera en el ambiente con la calidez de su voz, es la gran protagonista de ese instante en que te mira e instantáneamente tu alma se conecta con la suya, en definitiva, es esa sensación de encantamiento inexplicable que se apodera de ti cuál hechizo durante toda la velada.

Debo confesar que siempre pensé que Juani era de origen español y fan de Miky desde los inicios. Pero a la hora de invitarla a contar su historia, me encontré con una grata sorpresa, y quiero que ustedes mismos la descubran.

Los dejo muy bien acompañados:

Fue en 1997 cuando iba aburrida en el coche intentando escuchar una buena emisora de radio que no me pusiera la típica música española, pues no suelo escuchar música española.

Nací en 1965 en Dortmund, Alemania, lejos de la música latina y su movimiento. Lo poco que conocía de la música española, era lo que podía escuchar en los garitos de verano, cuando veníamos a veranear con la familia a España. De padres, abuelos, tatarabuelos españoles, pero nacida a 2000 kms. de mi país de “origen”. Sin embargo crecí rodeada de otro movimiento, el de la música negra. La música Funky, más concreto el Jazz-Funk, R&B, y todo lo relacionado y muy influenciada por la BBC Radio, que era lo que más escuchaba.

La música latina era algo “desconocido para mí” y no congeniaba para nada con mi estilo musical.

Por supuesto conocía los temas de Machín, Nat King Cole y otros artistas, pero eso era la música de mis padres, y de viejos, yo no escuchaba aquello. Lo mío era otro estilo de música, y en los 70 eran los ABBA, Los Beatles se escuchaban mucho en Alemania y todo eso te lo meten directamente en la cuna.

Mis ídolos eran Al Jarreau, George Benson, Luther Vandross y cómo no Los Kool & The Gang, que escuchaban mis hermanos mayores, y yo como benjamina me llevé directamente en los pañales. Por supuesto conllevaba todo el estilo y movimiento de los ‘80 como lo eran también los Earth Wind & Fire, Chicago, S.O.S. Band, Shakakhan, Shakatak y un largo etc.

En 1992 decidí venir a vivir a España, dejando toda mi niñez, adolescencia etc. detrás y comenzando de nuevo a los ya 28 años.,

Bien, volvemos a mi coche en 1997, cuando cambio la emisora porque no soporto la música, y de repente suena una canción que me sonaba tremendamente Funky, pero era sin embargo en español, me fascinó. Esperé finalizara para que dijeran el cantante. Cuando dijeron Luis Miguel, tomé buena nota del nombre. Un día más tarde, a la misma hora, lo mismo. Regresaba de nuevo del trabajo a casa, la ventana del coche abierta, hacía un calor tremendo y sonaba otra canción tremendamente Funky y de nuevo en español… volví a escuchar nuevamente hasta el final cuando volvieron a decir Luis Miguel. Ahí dije “wow”, tengo que hacerme con esa música. Los temas eran “Suave” y “Dame”.

Una tarde que entrabamos al supermercado mi marido, mi bebé de 2 años y yo, les dije: “id vosotros avanzando que quiero mirar una cosa en discos”. Así que me acerque a buscar bajo la letra “L” y ahí me encontré con un montón de discos de Luis Miguel.

Las imágenes eran todas tan distintas, que hasta llegué a dudar se tratara del mismo artista. Busque entonces los títulos de las canciones que había escuchado y vi que estaban en dos discos distintos. Ante la duda que el resto del disco me fuera a gustar, compré sin embargo un VHS que estaba en oferta, era de Luis Miguel, y traía los dos temas. Pensé que con eso no me podría equivocar y me lo llevé a casa.

Una vez en casa, mientras sacábamos la compra, puse el vídeo y recuerdo que comenzaba con “Entrégate”. Ese no era el estilo que yo buscaba pero el video por alguna razón me fascinó y la letra de la canción, así como la forma como la cantaba me ató al asiento. Luego ya los temas que me gustaban, que me dejaron flipada, y por último cerraba el video con “Cómo es posible que a mi lado”. ¿Qué puedo decir? Ya era tarde, ya era fan de Luis Miguel hasta la médula.

Mi siguiente misión fue comprar poco a poco toda la discografía, pues había tantos discos, que no sabía ni por dónde empezar. Entre ellos también el VHS de “El Concierto”, más tarde “Vivo” y toda la disco y Videografía habida y por haber.

Un buen día me entero en TV que Luis Miguel viene de gira a España y le pregunté a mi marido: “¿quieres que vayamos?” Y me dijo: “sí, claro”. Ni corta ni perezosa llamé por teléfono al Corte Inglés para comprar mis entradas, y cuál fue mi sorpresa cuando allí me informan que se habían vendido 4 conciertos en 2 horas y que había un 5º, pero que también se había agotado ya, y no quedaba ni una sola entrada.

Esto me desconcertó tanto, dado que no me había ocurrido con ningún otro cantante ni grupo antes, que hizo que me metiera más y más en la búsqueda por Internet (aun no existía ni google) y descubriera un mundo nuevo, que para mí hasta aquel entonces era aún desconocido.

Encontré dos sitios en España: La página Valenciana (ACastor) y una del chat del IRC (Daniel Cabrera).

Pensemos que por aquel entonces aún no había ni tarifa plana, ni tan siquiera un bando de ancho en condiciones y bajar una simple foto era todo un logro. Pues que contaros cuando de repente doy con el chat, en el que me encuentro con una página negra y sin saber muy bien que era aquello, tecleé ¡Hola! Y me contestó alguien ¡Hola! Y pregunté enseguida ¿te gusta Luis Miguel? Y me contesta este alguien ¡Me encanta! Sabía que había encontrado mi lugar! Allí la gente me entendía, hablábamos un mismo idioma y allí nos conectábamos todas las noches. El canal #luismiguel en el IRC fue el punto de partida para hacer los mejores amigos que he podido hacer a través de Internet, pero tan sólo fue el comienzo de una larga y valiosa amistad con muchos de los que por aquel entonces frecuentábamos aquel Chat de Luis Miguel en el canal #chan del IRC (Internet Real Chat).

En toda mi búsqueda también di con un foro: La Sparklist. Era un foro privado, liderado por un señor americano que vivía en Chicago y que a la par era también dueño de una página llamada ídolo.com, que anteriormente había sido luismiguel.com y después formacela.com. En ese foro se fomentaron muchas amistades, que a la par frecuentaban el chat y así el abanico de nacionalidades se fue abriendo rápidamente. Pues de repente tenía amigos en Miami, en México, en Panamá, en USA y hasta en Australia, pero también fui haciendo grandes amistades en Alemania, Italia, en Perú y hasta en Israel.

Personas que tenían la misma necesidad que yo: aprender y saber algo más sobre Luis Miguel y así fue como terminamos en el mismo punto común. He de remarcar que la Sparklist se convirtió de un lugar privado y que era financiado por un sólo fan en un sitio público en Yahoogroups: luis_miguel@yahoogroups.com – de hecho el primero que se formó y la madre de todos los demás foros que se crearon después y que en la actualidad son incontables.

Mi interés y mi involucración fueron tal, que muy pronto me ofrecieron hacerme administradora del foro y también de la página web, cosa que era un honor especial pero a la par una gran responsabilidad. Poco a poco me fui introduciendo más y más en el mundo de Luis Miguel hasta acabar siendo hoy por hoy la presidenta de un club de fans oficial “Por la Magia de Luis Miguel”.

En 1998 nació una pequeña radio local Madrileña llamada Loca FM que ponía toda la semana música Funky de la mejor. Por supuesto era mi emisora habitual. Cuál fue mi sorpresa, cuando un buen día anuncian que van a hacer un especial de 24 horas de Luis Miguel con motivo de su cumpleaños número 28. De inmediato informé a la gente del Chat, con la que cada noche a las 22 horas conectaba y a la gente del foro. Me sentí muy impotente que solo yo lo pudiera escuchar y la gente que tanto seguían a Luis Miguel en el resto del mundo no.

Me puse en contacto con la radio y les estuve contando que somos muy fans y que tenemos un chat etc. Pero la radio no tenía ni Internet ni ningún otro medio para poder comunicarse fuera de Madrid. Así me tiré el día del primer especial prácticamente todo el día pegada a mi pantalla retransmitiendo todo lo que acontecía en la radio, que en casa me daban por loca, pues ni me veían para desayunar, ni para almorzar, ni tan siquiera para cenar. Cuando me daba cuenta, el niño ya estaba en la cama y hasta se iba mi marido a dormir. Lógicamente estas cosas en casa no son fáciles de digerir, pero he de decir que con los años ya lo ven de lo más normal. ¡Qué remedio!

Mi entrada en el equipo de ídolo.com hizo que trajera gente conmigo. Daniel y Castor decidieron abandonar sus webs y unirse con contenido y dedicación, a ídolo.com, para así centrarnos en un solo sitio y cuantas más cosas tuviera, mejor. Mientras yo colocaba noticias, y me preocupaba por las actualizaciones en la parte española y en la parte inglesa, Castor hacía el trabajo técnico de programas Flash, Banners etc. conjuntamente con Daniel, quién al poco tiempo  por falta de tiempo tuvo que retirarse. También estuvo un tiempo largo Barbara de EEUU, ocupándose de traducir todas las noticias al inglés, y finalmente Checho de Australia. Ambos tuvieron que dejarlo por temas privados y personales.

Para mí, que me había criado en Alemania era vital e importantísimo fomentar la cultura de la mú-

sica de Luis Miguel fuera de España, pues no podía ser que no se conociera fuera de nuestras fronteras, o al menos eso es lo que yo pensaba.

Mi andadura en el mundo de Luis Miguel hizo que más tarde conociera fans italianas, alemanas, israelíes, danesas, francesas, inglesas (a nivel europeo) con las que pude compartir momentos bellos en varias giras de Luis Miguel por España, años después.

Durante el especial Loca FM de 1998 me hice amiga del DJ y dueño de la radio, Carlos J. Rubio, a quien le prometí que para el siguiente “Especial 24 horas”, no solo le haría toda la promoción del mundo, sino que lo íbamos a transmitir a través del servidor de la web, pues no podía ser que sólo se escuchara en Madrid.

Así unimos fuerzas. Carlos J. Rubio y su gente detrás de los micrófonos, Castor, el webmaster consiguiendo el programa idóneo para la retransmisión y dándome cursos online para saber cómo transmitir el programa, pues todo se hizo desde mi equipo de música en casa a través de un cable aux, a mi PC, y rezando que el modem no se me callera muchas veces, porque la gente a nivel nacional e internacional se quedaba sin conexión.

Durante el programa me ocupaba de que todo el mundo no sólo escuchara el programa, sino que también llamara y participara en él, o al menos enviara un fax. Fue un arduo trabajo, que costó sobre todo mucho tiempo y dedicación, dejando por supuesto familia atrás, pero ver los resultados, que Carlos me decía que las líneas se les venían abajo de todas las llamadas que recibían y sobre todo desde el extranjero, fue una gran recompensa.

Esto lo repetimos un año más, y ya cuando Miky cumplió los 30, la radio tenía su propia web, foro, Chat y tan sólo me dediqué a anunciar que iba a ser el programa y hacer publicidad suficiente para que a nadie se le olvidara la fecha y la participación no bajara. En total fueron 7 especiales, que cada uno de ellos fue memorable.

Que deciros de mi primera experiencia en vivo y directo con Luis Miguel – yo creo que a cada uno nos deja marcado. Recuerdo a la perfección que le veía y no me lo creía, y que cuando terminó el concierto pensé: ¡me han timado! ¡Pero si tan sólo ha cantado 20 minutos! Pero cuando miré el reloj vi que habían pasado casi 2 horas y que no era así… me quedé impactada.

Ya en el ’99 cuando Miky vino varios conciertos a Madrid, pude ir a tres seguidos y aunque con el primero me pasó lo mismo, con el segundo ya fue mucho más real y en el tercero lo disfruté como

una enana cantando con él cada letra de los temas.

Para la gira “Amarte es un placer” ya éramos un gran grupo de amigos. Los amigos del chat en España nos habíamos reunido varias veces, tanto en Madrid como en Barcelona y Logroño. Nos organizábamos para comprar las entradas, para las colas de los conciertos, hacíamos camisetas con el nombre de la web y fuera de la gira nos juntábamos en navidades para cenas y karaokes. Así, gira tras gira, el número de amigos crecía tanto a nivel nacional como internacional.

En 2005 fue cuando después de la gira “33” decidimos oficializar nuestro grupo y formar un club de fans oficial. Este club comenzó directamente con 30 socios, creciendo en pocos meses a 50 y conformando en la actualidad los 190 socios activos.

La verdad es que yo con 40 años me sentía un poco ridícula formando un club de fans, pues se asocia con algo muy infantil o bien adolescente. Ya no tenía edad para eso, aunque sí una gran pasión por Luis Miguel y por decirle al mundo entero quién es ésta gran estrella. El ser un fan club oficial nos anima a hacer más acciones de las que antes hacíamos y hacerlas oficialmente en el nombre del propio artista. Así pues apadrinamos en 2005 una niña de 3 años de edad en la India y participamos cada año por navidades en acciones solidarias. A parte hemos fomentado mucho las amistades dentro del club haciendo muchas actividades, como casas rurales, escapadas, reuniones y hasta hemos tenido el privilegio de poder contar con el apadrinamiento de nuestro club, por parte del gran compositor Juan Carlos Calderón, quién ya se ha convertido en un buen amigo.

Juan Carlos Calderón nos ofreció en dos ocasiones tocatas, en las cuales el mismo tocaba el piano, acompañado por las voces de cantantes prodigios de su cantera. Siempre nos ha ofrecido temas escritos y compuestos por él, para Luis Miguel, cosa que siempre ha sido un honor extraordinario.

También fue 2005 el primer año que tomé la iniciativa de viajar al extranjero para ver a Luis Miguel en otros países. Desde entonces ya estuve varias veces en Las Vegas, en Los Ángeles, en México y también he estado en Santa Bárbara y Lima, Perú.

La experiencia de haber conocido a Luis Miguel cambió mi forma de ver la música. Reconozco que Miky es una persona que nació para cantar, que lo que tiene no es sólo una buena voz, sino un don especial que Dios le otorgó para fascinar a las personas y envolvernos en su voz por completo. Es un cantante de primerísima fila que en directo no deja a nadie indiferente. Alguien que conecta contigo y te transporte al mundo de la música, haciéndote entrar en un estado de éxtasis total, que hace que se explique que sea un fenómeno de masas como lo es hoy por hoy. Hay cantantes que cantan, otros que cantan bien, pero Luis Miguel canta como nadie y encima tiene ese factor “x”, que tan difícil es de describir, pero hace la diferencia entre que conectes con un cantante o simplemente le escuches.

Podía estar hablando horas y horas de Luis Miguel y fe de ello puede dar la gente que me rodea, pues no hay conversación en la que no salga en el tema, pero en algún momento hay que terminar, y que mejor fin que expresar mi gratitud y felicidad inmensa por la recién anunciada gira española, en la que Miky después de largos 5 años viene de nuevo a España.

Aquí le esperamos con los brazos abiertos, porque en España se le quiere, se le mima y se le adora.

Juani

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba