Hasta el fin del mundo llega ‘El Sol’

Maria Eugenia Cabral
Últimas entradas de Maria Eugenia Cabral (ver todo)

27 de diciembre de 2011

Hoy les traigo una historia digna de ser contada y leída. Es un relato emocionante, donde cada una de las palabras que lo conforman está impregnada del amor más genuino, fiel y de una eterna admiración por este gran cantante.

Todos los fans tenemos nuestras vivencias, algunas son más emotivas que otras, pero no por eso menos importantes. Pero considero que ésta es sumamente especial, cuando lleguen al final  de esta conmovedora historia lo confirmarán.

Hoy quiero presentarles a Shara, una fan de Israel, la cual  ha vencido una de las barreras más importantes, con tal de disfrutar de la inigualable voz de este gran artista: el idioma. Imagino cuán difícil habrá sido entender el español, cuando su lengua natal es el hebreo. Pero nadie puede escaparse a la magia de Luis Miguel, ni siquiera estando a miles de kilómetros, del otro lado del mundo.

Shara es una fan digna de imitar, que hace muchísimas cosas en pos de la carrera artística de Miky desde hace casi 12 años.

Una vez más confirmo que los fans de Luis Miguel son únicos e irrepetibles, meritorios del artista al que tanto admiramos y esto es algo que me enorgullece.

Los dejo con una de los relatos más lindos y apasionantes que he conocido:

Creo que mi historia con Luis Miguel comienza en el año 2000 o 2001, no puedo recordar exactamente si fue a fines del 2000 o 2001, pero seguro que ya sabía quién era Luis Miguel antes de la salida del álbum “Mis Romances”.

Desde el comienzo de los ‘90, las telenovelas fueron del gusto de la gente en Israel, en especial las de Argentina, una de ellas fue “Chiquititas” (años después me enteré que ahí hubo también canciones de Luis Miguel).

En el año 1999 se decidió abrir un canal de novelas en Israel, bajo el nombre de “Viva” (después de todo el éxito que tuvieron las novelas en español en Israel) lo que hizo feliz al público. Si no fuera por ese canal, quizás, yo jamás sabría de Luis Miguel. Aunque hoy es un canal de novelas pésimas, fue una bendición abrirlo.

En ese año 2001, en las novelas se pasaban muchas canciones en español, en esta época el canal era menos comercial y entre esas canciones se dio a conocer “Si nos dejan.” Esa fue la primera vez en mi vida que vi en los subtítulos el nombre de Luis Miguel. También fue la primera vez que escuché una canción, la cual no sabía de qué estilo era y admito que no me llegó demasiado. Ahora que pienso en eso me digo: ¿Cómo me pudo pasar esto? ¡No puede ser! Pero en esa época ese estilo no era conocido en Israel y el escuchar un género tan nuevo y “raro” no acaparó mi atención. No me deslumbró la canción, pues parece que no le presté mucha atención a la música y al imponente cantante del video.

Luego de este episodio, me olvidé por completo de ese hombre que vi en el clip, como que no me pasó nada… hasta el próximo encuentro.

Tiempo después, en el mismo año 2001, conocí otra canción, esta vez el protagonista del video me pareció mucho mejor, diferente, y ni siquiera me di cuenta de que era la misma persona. Creo que fue a causa de que estaba sin el mostacho, con el que lo conocí en el videoclip “Si nos dejan”, pero esta vez Luis  Miguel sí cambió algo dentro de mí.

Esa noche, mi papá estaba escuchando el fútbol muy fuerte cuando yo estaba mirando el canal de televisión Viva. Recuerdo en un momento, de repente al escuchar los tonos de “Amarte es un placer”, tener que acercarme más al televisor para poder escucharlo. Las imágenes, en primeros planos, mostraban a un hombre hermoso como sacado de un cuento de fantasía. La melodía junto a esa voz tan linda me cautivó; ¡ah! parece que fue ayer. Estaba muy atenta a la pantalla, no podía dejar de mirarlo y mis oídos no podían creer lo que escuchaban de este cantante. Me quede en shock, algo que jamás me había pasado con una melodía o un cantante, algo que marcó claramente mi alma. De ahí en adelante me convertí en una gran fan de Luis Miguel y tomé como misión, el que se conozca más en Israel.

A pesar de que en esos tiempos había Internet, no era tan fácil obtener canciones por Youtube como hoy, entonces la única posibilidad de ver a Luis Miguel era pasarme días enteros viendo ese canal de novelas “Viva”, con la ilusión de ver otra vez a ese hombre del video “Amarte es un placer”.

Algo en mí no podía olvidar esa voz tan mágica, desde aquel día donde por primera vez me atrapó, necesitaba volver a escucharla. Pude ver ahí el video “La incondicional”, esta vez con un Luis Miguel muy joven, y otro día un video de boleros “Por debajo de la mesa“, que me gustó tanto que hasta me recordó esa noche en que me sentí feliz y emocionada con su música. Los días subsiguientes me encontraron con un VHS, esperando el momento justo para grabarlo con el mariachi que tanto me gusta: “La bikina”.

Fue una sensación muy extraña saber que existía ese artista con tan extraordinarias canciones.

Luego comencé a buscar información sobre él en Internet y descubrí que era un hombre muy famoso en el mundo de la música latina. Me sentí muy orgullosa de saber que soy fan de tan importante artista.

Esto me llevó a pensar, en que era necesario que la gente de Israel conociera su voz, ya que ésta podría también hacer felices a muchas personas. Como fan, no podría soportar el simple hecho de que su voz no se conociera en mi país, lo sentí como algo ilógico.

También reflexioné respecto a que si muchas personas conocían a Luis Miguel, podría cumplir mi sueño de que visitara Israel.

Mi “locura” de querer hacer a Luis Miguel más famoso, no sólo aconteció en Israel, ya que hice muchas cosas para que llegara a otras partes del mundo. Una de ellas fue buscar como traducir su canción “Amarte es un placer” en idioma vietnamita para que se conociera en ese país. Es sorprendente como Luis Miguel es más conocido de lo que uno cree en otras partes del mundo.

Más adelante me enteré que el canal de telenovelas hizo un CD “Viva el amor” y que dos de las canciones que lo integraban eran de Luis Miguel, lo que me alegró, ya que así sería más famoso aquí.

Empecé con la promoción de Luis Miguel, para que así otras personas supieran de él, lo que me llevó a escribir dos veces a la semana un fax a un programa latino importante de Israel en la 100 FM. Nunca me imaginé que, años después, en ese mismo programa ganaría tres veces como cantante del año en el 2008, 2009 y 2010. Sus canciones entraron en lo alto del Top anual de música latina en Israel. Por ejemplo, en 2009, ganó como cantante del año con el 72% de los votos, y su canción “Te propongo – remix” entró al Top Ten, a pesar de que la competencia no fue nada fácil.

Yo estaba muy nerviosa cada vez que él estaba nominado como cantante del año. Si me hubiesen

dicho en el año 2001 que más adelante iba a competir tres veces con su canción, como la más escuchada en el programa de música latina en Israel, no me lo hubiera creído.

Volvamos a los faxes, esos que mandé al programa, en los que escribí: “Por favor pongan a ¡Luis Miguel!”. Hasta donde yo sé, fui la única en pedir sus canciones en la radio y esto hizo que el locutor las pusiera. Mi corazón latía aceleradamente cada vez que un pedido mío surtía efecto.

Allá por el año 2003 hice un sitio web para Luis Miguel, muy básico, quizás no estaba la altura de un artista como lo es él (ya que toda cosa referida a Luis Miguel tiene que hacerse con perfección) y entonces lo cerré.

 En el año 2004 y subsiguientes, sus canciones continuaban en la radio del programa latino y yo continué mandando faxes a la estación, hasta que me di cuenta de que ya no hacía falta, puesto que ya ponían sus canciones sin que se los pidiera. En esa época me sorprendió entrar a su foro y ver comentarios tan buenos sobre Luis Miguel. Muchos hablaban maravillas de él, lo que hizo que me invadiera una gran felicidad, ya que era un signo palpable de que no era la única en Israel que lo conocía. Una vez, en el año 2006, entré a un lugar donde vendían zapatos y estaba sonando “La bikina“. Sentí que era como un sueño, mientras pensaba que fácil sería con esta promoción, el que la voz de Luis Miguel llegara a cada hogar de Israel, permitiendo así que todo mundo supiera quién es el dueño de ese talento.

En el 2007 volví con la idea de hacer un sitio para Luis Miguel, después de todo, no todos en Israel comprendían el español y si quisieran saber sobre Luis Miguel tendría que ser sólo en hebreo. Este era uno de mis más grandes sueños: tener un lugar dedicado al mejor cantante de todos los tiempos y lo conseguí. En 2008 cuando fue la guerra entre los Israelíes y Árabes (por semanas la gente se quedó  en un lugar al resguardo de los misiles que viajaban desde los terroristas de Gaza), el conductor del programa latino dedicó un especial nada menos que a Luis Miguel. Programa en que contó su biografía y las diferentes épocas de su vida musical.

No se imaginan lo que fue para mí que el locutor decidiera poner la historia de Luis Miguel en esos días tan difíciles para nosotros,  pero también como fan era todo un logro y un honor.

 Me enteré por casualidad que había un cantante Israelí, Udi Habari, que cantaba las canciones de Luis Miguel fuera de Israel. En un programa musical, “Duet Israelí”, hasta mencionó a Luis Miguel y dijo: “Yo en mis presentaciones puedo de pronto cantar canciones de Luis Miguel como “Historia de un amor“, la que no puede faltar en mi repertorio ya que el público enloquece”. Cabe mencionar que gracias a él aprendí el idioma español.

También hay otros cantantes de Israel que quizás no son tan famosos pero han hecho público su gusto por Luis Miguel, como es el caso de Galia Kalif, que en su biografía en su sitio web dice: “Galia gusta escuchar Luis Miguel”.

En un evento muy reciente, que me pareció fantástico, se anunciaba a una joven cantante Israelí llamada Anna Spitz, conocida por ganar premios cantando desde muy chica, y en el anuncio del show estaba escrito: “Con sus grandes hits de los grandes de Latinoamérica: Luis Miguel, Gloria Estefan y Mercedes Sosa”. La imagen de este anuncio está en algunas partes de Israel y eso me causó una gran sorpresa, aunque no de la manera en que lo hacía al comienzo de mi camino junto Luis Miguel, ya que ahora lo conocen y llevan sus canciones para hacer shows. También hace unos años, en el 2008, dijeron en el famoso programa “Dancing with the stars” que iban a tener una sorpresa, y al esperarla me encontré a una pareja bailando  una canción de Luis Miguel, y que además logró un pico de rating.

Pueden reírse de mí, pero eso hasta me sacó un grito, porque jamás espere oír a Luis Miguel en un importante momento de un reality show en Israel.

Quizás el sueño de hacer un sitio dedicado a Luis Miguel, donde fans Israelíes pudieran encontrar artículos de él traducidos o sus  videos lindos y fotos, lo he cumplido pero el más grande de todos mis anhelos aún no se concreta: el tener a Luis Miguel en Israel.

Para lograr traer a Luis Miguel a mi país no bastaba solamente con hacer un sitio, tuvimos que hacer algo más creativo, entonces en 2010 hicimos un video en homenaje a Luis Miguel con sus logros en Israel para que él sepa cuanto lo quieren sus fans Israelíes y nuestro deseo de tenerlo aquí. Orgullosamente les cuento que mi sitio tiene más de 7000 visitas.

Jamás perderemos las esperanzas ni dejaremos de trabajar para que algún día, quien sabe cuándo, llegue el sol a Israel. Espero en algún momento verte Luis Miguel, sería un gran momento inolvidable si esto ocurriera.

Shara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba