“1+1=2 enamorados”

Euge Cabral
Sigueme
Últimas entradas de Euge Cabral (ver todo)

El tesoro más grande que tenemos en esta vida es el amor y, sin dudas, los protagonistas de la historia de hoy lo encontraron.

Hace algún tiempo –más precisamente en marzo de 2013- conocimos a Jorge Alejandro, periodista deportivo, a través de un relato en el que dejó al descubierto su profunda admiración por Luis Miguel. Supo platicarnos acerca de sus primero años de vida, período en el que creció escuchando la voz de este incomparable artista, algo curioso en un niño cuando sus padres nunca fueron fans. Se estarán preguntando cómo fue que descubrió a Luis Miguel a tan corta edad y sin la ayuda de otra persona, pues resultó que en su hogar aparecieron discos de vinilo de ‘El Rey’, cuyo dueño se desconocía, y motivado por la curiosidad los escuchó, para luego terminar adoptándolos de inmediato.

La vida de Jorge siempre estuvo ligada a Luis Miguel por diferentes circunstancias, pero fundamentalmente por identificarse con él en muchos aspectos… Será por eso que siente una comunión especial con su ídolo.

En la época que tuvimos la oportunidad de conocerlo en este espacio, su corazón estaba sólo, deseoso por conocer a alguien especial con quien compartir el resto de su vida, pues es hijo único y sus papás fallecieron hace 7 años. Creo que Jorge no imaginó que 21 meses después de su relato iba a prometer amor eterno a su amada ante el altar.

Los fans de Luis Miguel nos caracterizamos por obrar y sentir de igual manera, motivados por la pasión que este ser despierta en nosotros, y es por eso que no podemos dejar de tenerlo presente, de una u otra forma, en los acontecimientos trascendentales de nuestra vida. No alcanza con traerlo con el pensamiento a la realidad que estamos viviendo, porque un fan de hueso colorado se las ingenia para hacerlo parte del momento con hechos concretos y a la vista de todos. Algo de esto podrán comprobar por ustedes mismos en el siguiente relato:

Antes de comenzar deseo agradecer a mi querida Euge por este espacio que nos brinda para relatar nuestras experiencias.

Quiero compartir nuevamente con todos los fans de ‘El Sol’ otro capítulo de mi historia, en el que decidí darle un giro de 360° a mi vida, cambiando mi estado civil de soltero a casado.

Después de muchas vivencias, la mayoría de las veces acompañado por la magia de Luis Miguel, llegó una mujer que me convenció sin palabras, que era la indicada para pasar el resto de la vida conmigo.

Luis Miguel ha sido mi guía de vida y mi inspiración para la toma de decisiones, y una de ellas tiene nombre y apellido: Alejandra Trejo.

Nos casamos el pasado 5 de diciembre de 2014 en la Catedral de Puebla, a las 7 de la noche para ser más exacto. La catedral lucía espectacular iluminada, y el arzobispo, Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, ofició nuestro enlace.

La boda que tuvimos me encantó y, como muchos de mis amigos suponían, tuvo momentos en los que Luis Miguel también fue parte, es por eso que les contaré algunos detalles que espero los transporte a esa noche, para que sean capaces de sentir la magia que había suspendida en el ambiente.

Les cuento que a mi esposa le gustaba Luis Miguel pero no era tan fan, aunque debo confesar que después de la boda y luego de acompañarme al concierto del pasado 27 de enero, aquí en Puebla, lo es un poquito más.

Para la recepción, justo al momento de entrar al salón, comenzó a sonar la canción de “Tú y Yo”, mientras en las pantallas gigantes se podía apreciar a Luis Miguel interpretándola en el estadio GEBA, en Argentina. En ese concierto, al final de esta canción, hay un solo de saxofón que dio pie a la aparición de nuestras fotos de niños-, de las respectivas familias, y de la boda de mis papás que en paz descansen (esta fue la manera en que estuvieron presentes).

Al momento de la cena no podía faltar el brindis con vino ‘Único, Luis Miguel’, el que acompañó un exquisito menú. Durante la comida disfrutamos del show de Luis Monrroy, doble de Luis Miguel, amigo que ha participado en varios programas de imitación aquí en México, y lo ha hecho con mucho respeto y profesionalismo.

Durante su espectáculo, de gran calidad como les platico, me llamó al escenario para invitarme a cantar algunas canciones, así fue como me animé a interpretarle a mi flamante esposa “La gloria eres túContigo aprendí y Te necesito”. A fuerza de ser sincero, no soy un buen cantante, pero ese día andaba inspirado y salió de maravilla.

Tal vez Luis Miguel nunca sepa que me acompañó de principio a fin el día más importante de mi vida, que fue mi cómplice y aliado para conquistar a mi mujer, y que estuvo a mi lado animándome a cantarle mientras las lágrimas nos invadían… pero lo que sí sé, es que siente y valora lo que sus fans hacemos por él.

De esta manera Alejandra y yo tuvimos una boda muy bonita que nunca olvidaremos.

A los poquitos días llegó el momento del primer concierto juntos y fue todo un acontecimiento. Como les conté, Alejandra no era fan de Luis Miguel, por lo que temí que no supiera comprender los diferentes estados de ánimo que me embargan a lo largo del show –canto, río y lloro-, ya que sus canciones me recuerdan muchos episodios de mi vida. Pero sin quererlo la fui preparando semanas previas, cuando me vio padecer ante la probabilidad de no asistir por cuestiones de trabajo. El tiempo pasó, y con él mi angustia se acrecentó y repercutió en mi descanso, ya que comencé a sufrir de insomnio, despertándome en plena madrugada ante la preocupación que me inquietaba.

Pero por suerte todo se solucionó a último momento, y el sueño de asistir juntos se cumplió. Al llegar el día Alejandra partió muy escéptica, de hecho sólo fue para acompañarme, pero se sorprendió cuando la imagen que tenía de Luis Miguel cambió rotundamente. Tanto es así que, a la tercera canción, mi esposa dijo:

– “¿Pero de dónde sacan que está gordo? ¡Si está muy bien!”

–  “¿Quién dice que no canta? Si canta maravillosamente, y además se entrega a su público en cada canción”

Ahora mi mujer es más fan de Luis Miguel, pues fue testigo de la calidad profesional y humana de la que es dueño, llegando a la conclusión de que la gente habla, critica y enjuicia sin saber la realidad de las cosas.

Una vez le comenté a Euge que siento que Miky es un ser especial y que por ende sus fans también lo somos, algo que pude comprobar de nueva cuenta en el concierto, cuando volví a presenciar la energía y la mística que tiene su voz, esa misma que nos lleva a lugares inimaginables seas hombre o mujer, seas o no su fan.

Quiero agradecer a Luis Miguel por estar presente en mi boda, y por seguir estándolo en mi vida diaria.

Gracias a ti, Alejandra, por aceptar que en nuestro casamiento estuviera ‘El Rey’ como invitado especial, a través de sus canciones y videos. Gracias por amarme tal cual soy, como cuando me acompañaste al concierto y no te espantaste al verme desbordado por mis emociones, gracias por estar en mi vida y convertirte en la mejor compañera de ruta.

Jorge Alejandro López

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba