Refugio del cuerpo… refugio del alma

Euge Cabral
Sigueme
Últimas entradas de Euge Cabral (ver todo)

Me parece que fue ayer cuando el reloj marcó las 12 de la noche para darle la bienvenida al 2014, y hoy me encuentro escribiendo la última columna del año. Este tiempo me hace reflexionar acerca de todas las metas que me propuse alcanzar el pasado 1 de enero, por las cuales trabajé arduamente para conquistarlas, aunque en ciertas ocasiones la vida me llevó por otros senderos y logró sorprenderme.

Con el nuevo año renovamos la esperanza de hacer realidad los sueños que albergamos en lo más profundo del corazón, algunos de los cuales veremos concretarse a lo largo de los 365 días, mientras que otros no llegarán a materializarse porque quizás no es el momento oportuno. A veces cuesta aceptar que nuestros tiempos son totalmente diferentes a los de Dios pero, mientras llega la hora indicada, la vida nos compensa dándonos la oportunidad de vivir situaciones que no habíamos ni siquiera imaginado, y que terminan por convertirse en experiencias soñadas.

Mi balance de este 2014 es más que positivo porque primaron los momentos felices, las emociones, y los sueños realizados, en especial uno que tomará forma en poquito tiempo. Por supuesto que Luis Miguel ha sido parte importantísima de mi dicha durante este período -como cada año de estos casi 33 de fan-, porque siempre está presente en mi vida diaria (de una u otra manera) rescatándome de la monotonía, dibujándome una sonrisa y arrebatándome un suspiro, pero  fundamentalmente por la bendición de disfrutarlo en mi tierra y la posibilidad de interactuar con él en cada concierto. Gracias Miky por contribuir a mi felicidad, y ser el cálido refugio para mi alma.

En términos generales, los últimos días de diciembre, miramos hacia atrás y hacemos un recuento de las gracias recibidas, y ante tantas bendiciones nos planteamos retribuirlas al prójimo de alguna manera. Es por eso que muchos clubes de fans (oficiales y no oficiales) y fans independientes participamos de algún proyecto con fines solidario, en el que también aprovechamos a enaltecer el nombre de Luis Miguel. Son bien variadas las instituciones a las que se destinan las donaciones en cada país, y lo aportado depende de las necesidades individuales.

Los invito a vivir de cerca un verdadero acto de amor, y a comprobar por ustedes mismos que un gesto, por más pequeño que sea, hace la diferencia:

El Fan club oficial de Luis Miguel en Colombia, ‘Eres Tú’, es un grupo de admiradores del cantante Luis Miguel que tiene como objetivo principal apoyar su carrera artística. En estos catorce años de trabajo continuo, el club ha realizado diferentes actividades, una de ellas ha estado dirigida hacia el servicio, es por eso que para esta Navidad se planteó apoyar la misión de alguna institución o fundación a la que pudiéramos ofrecer nuestra ayuda. En la búsqueda se encontró a la ‘Fundación Atención al Migrante en Bogotá’, que hace más de veinte años acoge a familias que llegan diariamente a la capital de nuestro país huyendo del conflicto armado, o simplemente porque no tienen otro lugar a donde dirigirse. Allí encuentran un lugar donde refugiarse, en el que además reciben amor y contención.

En esta institución encuentran techo, comida, vestimenta, y la posibilidad de permanecer por un tiempo, mientras un equipo interdisciplinario se encarga de ayudarlos a buscar trabajo, educación y vivienda, en una urbe como lo es Bogotá. Es admirable esta labor puesto que no cuentan con ningún recurso diferente a las donaciones, aquellas que se originan voluntariamente por parte de las personas que conocen la existencia de la fundación.

Varios miembros del Club ‘Eres Tú’ respondieron a la tarea de conseguir alimentos, ropa y juguetes para llevar a la fundación el pasado 12 de diciembre, día en que nos dimos cita para hacer la entrega formal de lo recaudado. Al llegar, la Hermana directora, nos invitó a recorrer las instalaciones y nos contó que estaban organizando una actividad especial de Navidad para alrededor de trescientas familias, las que han pasado por allí pero que, a pesar de estar rehaciendo sus vidas, aún necesitan mucho apoyo. Nuestro granito de arena llegó en el momento indicado y sirvió para completar el regalo para cada familia, el que incluyó mercado, ropa y juguetes para los niños.

Luego de compartir una deliciosa y tradicional natilla con buñuelos – como parte del regalo de nuestro club-, aprovechamos para conversar sobre el maravilloso artista y ser humano que es Luis Miguel, sobre su carrera artística y su música, haciendo aquí una mención especial sobre el disco “Navidades Luis Miguel”. También hablamos sobre la función que desempeña y seguirá desempeñando el club oficial de Luis Miguel en Colombia ‘Eres tú’.

Después de este encuentro regresamos a casa con la satisfacción de comprobar, una vez más, que es muchísimo más gratificante dar que recibir, especialmente cuando se trata de una causa tan im-

portante y con una inspiración tan hermosa.

Fan club oficial de Luis Miguel en Colombia Eres Tú

Finalmente el 2014 se despide de nosotros y deseo agradecerles a ustedes, mis fieles lectores, por el apoyo a este espacio cada semana. Gracias por cada comentario, y por el constante interés -durante todo el año- en participar de cada una de las propuestas realizadas para agasajar y homenajear a Luis Miguel.

Gracias a Grupo Sexenio Comunicaciones por la oportunidad de contar con esta columna, en la que cada martes profesamos nuestro amor y admiración al artista latino más importante de todos los tiempos.

Brindo por un 2015 con más música de Luis Miguel, con más sueños cumplidos a su lado, por la felicidad y la salud de todos.

Miky quiero desearte mucho éxito en todo aquello que te propongas, pero principalmente anhelo que tu vida desborde de felicidad, salud, amor genuino y paz. Sigue dejándote guiar por lo que sientes, escucha a tu corazón, atrévete a experimentar lo hermoso que es disfrutar de esta vida con aquellas personas que te aman de verdad. Que cada nuevo amanecer Dios te llene de bendiciones, te cuide y te proteja.

¡Te quiero! Eres imprescindible en mi vida, y no me cansaré de decírtelo. ¡Feliz Año Nuevo!

Euge Cabral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba