Luis Miguel le declara su amor a Acapulco

Euge Cabral
Sigueme
Últimas entradas de Euge Cabral (ver todo)

El viernes 23 de agosto no fue un día más para los fans de Luis Miguel porque estábamos expectantes por conocer el spot publicitario que tendría al Sol de México como protagonista.

Nos habían anticipado que lo veríamos como nunca antes, y la verdad que esto despertó en nosotros una ansiedad totalmente proporcional a esa gran expectativa. Todos conocemos a Luis Miguel, sabemos que le gusta preservar su privacidad y se caracteriza por gozar de un bajo perfil fuera del ámbito del escenario, pero también sabemos que a la hora de comprometerse con su país siempre está dispuesto a hacerlo a través de hechos concretos y no sólo con palabras. Aquí está la prueba, se sumó a una campaña de promoción turística del gobierno, y por supuesto que no es la primera vez que se involucra, somos testigos de que siempre está apostando por su país, invirtiendo en él y catapultando su nombre alrededor del mundo.

Las primeras informaciones que se suscitaron con la llegada de este día tan especial -extraídas de una conferencia de prensa que se brindó al respecto- dejaron entrever algunos detalles en cuanto al promocional que veríamos a las 10:30 pm en el programa de un famoso canal de TV de México.

El viernes pasado los fans nos reunimos -a un horario previamente pactado- con la única finalidad de contarle al mundo entero que Luis Miguel y Acapulco estaban de estreno, por lo que volvimos a revolucionar la red social Twitter con el Hashtag #EstrenoLuisMiguelEnAcapulco y juntos logramos convertirlo en tendencia.

Durante el correr de las horas desbordamos de emoción ante la posibilidad de ver a Luis Miguel en una proyección disfrutando de ese paradisíaco lugar que tanto quiere, sitio que ha elegido durante toda su carrera para refugiarse luego de arduos meses de trabajo y en el que ha podido conectarse con su belleza natural, esa misma que lo recargó de energías tantas veces. Acapulco forma parte fundamental de la historia de Luis Miguel y viceversa, pues han logrado forjar una relación en la que existe un lazo muy fuerte que los une para siempre.                                                                                                                                    

Así fue como vimos transcurrir cada hora, minuto y segundo durante toda la jornada -los que parecieron tornarse eternos- anhelando que éstos no tardaran en traernos la tan ansiada noche en la que el sol se iría, para darle paso a la salida de otro Sol en Acapulco.

Fans de todas partes del mundo nuevamente nos dimos cita en el ciberespacio para disfrutar de un estreno sin igual, el que se iba a emitir simultáneamente en diferentes países vía Internet. Desde diferentes puntos cardinales aguardábamos ansiosos el instante de reencontrarnos con El Sol, y así fue como sorteando muchos obstáculos -diferencias horarias, dificultades con los permisos de transmisión en algunas zonas geográficas y otros tantos- estuvimos presentes.

Llegado el momento, en el noticiero nocturno Hechos, Javier Alatorre nos condujo directo al paraíso cuando presentó en exclusiva el video promocional, de uno de los atractivos turísticos más importantes de México, que tiene a Luis Miguel como figura principal. Por el lapso de un minuto nos vimos obnubilados por las imágenes que este comercial nos ofrecía, y en lo personal -como casi siempre- lo viví con una profunda emoción, la que desencadenó mis lágrimas por admirar la belleza natural y agreste de Acapulco, pero esencialmente por comprobar una vez más el amor que siente Luis Miguel por su tierra. Ese sentimiento pudo traspasar la pantalla no sólo por las escenas que observamos sino también a través de su mensaje -cabe aclarar que Miky no necesita palabras para transmitir lo que siente, basta con detenerse en su mirada para captar sus sensaciones.

Verlo jugar al fútbol en la playa con los niños -con un atuendo completamente irresistible-, recorrer el manglar en una barca y bailar con mujeres al atardecer, en una fiesta tradicional a la orilla del mar con fogón incluido, es algo que provocó en los televidentes un gran impacto. Es que no es habitual ver a este artista de talla internacional permitiéndose realizar las actividades que hacen al folklore de la playa, aunque estas formen parte de las escenas del spot.

Aunque Acapulco, para el común de la gente, es una ciudad que se caracteriza por sus playas y la intensa vida nocturna abrumada de luces y música, en este caso se apuntó a homenajear la tierra -la que nos brinda todo lo necesario para subsistir-, compartir lo esencial de la amistad, disfrutar de las cosas simples y vivirlas con la ingenuidad de un niño.

En conferencia se informó que este comercial estuvo bajo la dirección del talentoso Pedro Torres, uno de los productores más importantes de la televisión mexicana y con quien el Rey trabajó a la hora de realizar el video “La Incondicional” -sin duda se optó por la mejor opción ya que Pedro es el mejor- y que la campaña también incluirá espectaculares, anuncios en parabuses y un cineminuto.                                                                                                                                           Algo que también deseo destacar es la música que acompaña las imágenes y el pensamiento tan significativo que Luis Miguel nos comparte… esa melodía que al comienzo te invita a conectarte con tu interior para luego trasladarte a un lugar lleno de paz y armonía.

Todos los medios de comunicación a nivel mundial se hicieron eco de esta gran noticia y no hicieron más que admirar la actuación de El Sol, como así también destacar el gran compromiso con su país.

Quiero dejar plasmado aquí la manifestación de amor que Luis Miguel le profesa a Acapulco en el lapso de la proyección: “Hay recuerdos dentro de mí que no me abandonan nunca, están conmigo en el escenario y están conmigo cuando las luces se apagan. Son imágenes que vienen y se quedan… yo no. Yo vengo y me voy, pero siempre vuelvo, vuelvo a Acapulco ¡Soy Acapulco, soy Guerrero y este es nuestro México!

Juntos continúan escribiendo la historia de un amor como no hay otro igual, ese que nació hace años… en el preciso instante en que Luis Miguel eligió a México como su tierra natal.

Euge Cabral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Mira también
Cerrar
Botón volver arriba